Antonio Espíldora renueva su mandato al frente de Cáritas Diocesana de Toledo tras el refrendo del arzobispo

Nueva directiva
CÁRITAS/EUROPA PRESS
Publicado 14/03/2018 13:27:07CET

TOLEDO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha firmado la renovación de los cargos del equipo directivo de Cáritas Diocesana de Toledo por cuatro años más, equipo que estará formado, por Antonio Espíldora como director, Antonio Espíldora; como secretario general, Javier García-Cañabas y como administrador, Vicente Yustres.

El equipo directivo de Cáritas Diocesana de Toledo ha hecho balance de los últimos cuatro años al frente de la Institución, que cada año acompaña y atiende a más de 15.000 personas directamente en la Archidiócesis y cuenta con 2.000 voluntarios. En estos últimos cuatro años se ha pasado de 14 a 44 programas activos y se han constituido 20 nuevas Cáritas Parroquiales, contando en la actualidad con 140.

En este periodo se han creado nuevos proyectos como Proyecto Máter, el programa de vivienda 'Betania', 'Familias de Emaús', el economato 'Beato Cardenal Sancha', el programa 'Cristianos Perseguidos', talleres de empleo con certificado de profesionalidad, 'Cáritas Integra', escuelas de formación del voluntariado, talleres infantiles y proyecto Santa Marta, según ha informado Cáritas en nota de prensa.

DESARROLLO INTEGRAL DE LA PERSONA

Según ha señalado Antonio Espíldora, se promueve el desarrollo integral de la persona, "yendo a las raíces de las pobrezas, que no son sólo económicas, sino de empleo, de vivienda, de soledad, de trata de seres humanos, de violencia de género, de aborto o de persecución religiosa".

Para Cáritas Diocesana de Toledo además de atender a las necesidades más urgentes, el acompañamiento de las personas se convierte en la base de la acción caritativa, pues "no se trata sólo de asistir y dar desde fuera, sino de participar en sus problemas y tratar de solucionarlos desde dentro".

Por otro lado, el director de Cáritas Diocesana de Toledo ha manifestado que en estos últimos cuatro años se está trabajando en impulsar un proceso que "lleve a una acogida donde se reconozca la dignidad de cada persona, donde se pueda poner amor ante tanta desesperación y encuentren en las comunidades un espacio de escucha, de atención personalizada y de encuentro cercano".

Asimismo el director de Cáritas ha puesto en valor la colaboración con los voluntarios y los sacerdotes en volver a recordar que Cáritas es la Iglesia y que "nuestra labor reside en la fuerza transformadora de la evangelización, porque el anuncio del Evangelio, fermento de libertad y de fraternidad, ha ido acompañado siempre de la promoción humana y social de aquellos a los que se anuncia".

Espíldora ha dado las gracias a todos los voluntarios, socios, empresas, comunidades educativas, delegaciones e instituciones comprometidas con Cáritas Diocesana, "que están haciendo posible que poco a poco nuestra labor llegue a los más necesitados, estando donde nadie quiere estar y con quien nadie quiere estar".