Aprobada la Ley de Educación de Castilla-La Mancha con el voto en contra del PP

Actualizado 20/07/2010 15:29:09 CET

Los 'populares' dicen que "no es el motor del cambio educativo que C-LM necesita" y el PSOE que "a esta Ley estamos llamados todos"

TOLEDO, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado este martes con los votos de la mayoría socialista y el voto en contra del PP el proyecto de Ley de Educación de Castilla-La Mancha, que prevé, entre otros objetivos, el compromiso de destinar al menos el seis por ciento del PIB regional a esta materia.

La consejera de Educación, Ciencia y Cultura, María Ángeles García, ha afirmado durante su intervención en el pleno que esta Ley tiene un "carácter esperanzador" porque los compromisos que recoge "son buenos al asegurar un futuro de calidad para todos".

Ha asegurado igualmente que recoge los avances realizados en los 10 años en los que la región ha asumido las competencias en materia de Educación y que vendrá a desarrollar la Ley Orgánica de Educación LOE de 2006. "Calidad, equidad, reconocimiento a la labor docente o apoyo a las familias, son algunos de los objetivos de la norma", ha destacado.

"Una norma que asegura un soporte presupuestario necesario y que crea una base común que integre y armonice los programas educativos que han marcado el rumbo de la escuela en los últimos tiempos", ha afirmado la titular de Educación, que ha añadido que el Gobierno regional aspira que sea la base para un gran pacto educativo que aglutine a todos los agentes sociales de la región.

NECESIDAD DE UN GRAN ACUERDO

"A la escuela del siglo XXI se le presentan nuevos retos como la multiculturalidad , la sociedad digital o la convivencia. Retos que plantean dificultades y también oportunidades si sabemos afrontarlos, de ahí la necesidad de un gran acuerdo y la necesidad de contar con el consenso de toda la comunidad educativa", ha argumentado.

Idea que, según la consejera, ha sido el hilo argumental para redactar la Ley, a lo que ha unido que el proceso de elaboración de la norma ha sido "ejemplo" de el interés de la sociedad. "Por eso tiene un fondo democrático innegable como es el de una ciudadanía empeñada en dar a sus niños la mejor educación posible", ha agregado.

La responsable del Gobierno regional ha mostrado su convencimiento y el de todo el Ejecutivo regional en que esta norma será "un pilar" para afianzar lo conseguido y seguir progresando, así como para abrir un espacio común de consenso y educación "imprescindible para cualquier avance social".

García se ha preguntado cómo es posible que no se haya llegado a un acuerdo con el PP que, según ha recordado, dispuso del articulado de la Ley desde el mes de julio de 2009. Así, ha pedido a los 'populares' un esfuerzo para que en Castilla-La Mancha haya una Ley de Educación "con la que nos sintamos cómodos y haya un poquito de cada uno".

Por último, antes de la votación, se ha dirigido a los diputados socialistas y a los 'populares' para decirles que son los representantes de la sociedad y pasen "de la retórica al compromiso". La consejera ha felicitado igualmente a los diputados del POSE por su apoyo y dijo a los 'populares' que "dar la espalda al proceso no daña al Gobierno de turno, sino al profesorado y al sistema educativo".

La Ley de Educación tiene por objetivo regular el sistema educativo en Castilla-La Mancha en el marco del sistema educativo español, defendiendo su finalidad, objetivos y principios inspectores, quedando excluido del ámbito de aplicación de la misma el sistema universitario de la Comunidad Autónoma.

Su finalidad es garantizar un sistema educativo de calidad en condiciones de igualdad, respetuoso con los valores de la Constitución y con los derechos y libertades reconocidos en ella, que responda a las demandas de la sociedad actual y contribuya al desarrollo integral y a la formación científica, cultural y artística y a la convivencia democrática de los ciudadanos de la región.

Igualmente, incluye el compromiso de destinar al menos el seis por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional a la Educación, una medida que no se aplica en ninguna otra comunidad autónoma. Además, se establece como derecho la gratuidad de los libros de texto o la libre elección de centro por los padres, o la apuesta por que los alumnos permanezcan en el sistema educativo más allá de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

"SIN PENA NI GLORIA"

Por su parte, la responsable de Educación del Grupo Parlamentario 'popular', Cesárea Arnedo, ha criticado la "manera extraña" de tramitar la Ley de Educación de Castilla-La Mancha y ha dicho que ha pasado por las Cortes regionales "sin pena ni gloria".

Igualmente, ha manifestado que "no es la herramienta ni el motor del cambio educativo que Castilla-La Mancha necesita" y ha asegurado que esta norma necesitaba "un tiempo de debate sereno", ya que el Gobierno regional "ha preferido pasar este trámite lo más rápido posible y si es en verano, en plenas vacaciones escolares, mucho mejor".

Según Arnedo, el PP, con sus enmiendas, pretende garantizar el "derecho fundamental" reconocido a la Educación, apostando por una escuela pública de calidad "que favorezca otro principio fundamental prioritario como es la igualdad", por lo que ha echado de menos que no se haya querido recoger la apuesta de los 'populares' por una educación pública de calidad.

Tras destacar el fracaso escolar como una de las lacras del sistema educativo de la región, la diputada 'popular' ha afirmado que con el rechazo de las enmiendas de los 'populares' se negarían aspectos "fundamentales" en esta materia. Así, ha animado a los socialistas a que apoyen las enmiendas del PP "sean valientes y mejoren la realidad de las necesidades de Castilla-La Mancha".

EL PSOE NO ENTIENDE AL PP

Por su parte, el responsable de Educación del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Marco, que ha destacado durante intervención algunos datos sobre el nivel de implantación de la educación en España y Castilla-La Mancha, ha resaltado los logros en esta materia en la región desde que asumió las competencias afirmaNdo que ha considerado la Educación "como una prioridad".

Del mismo modo, ha resaltado el hecho de que se vaya a destinar el seis por ciento del PIB a la Educación y ha criticado que los 'populares' rechacen la Ley de Educación de Castilla-La Mancha. "Es algo que nunca comprenderé", ha recalcado.

Para Marco, la Ley no puede ser una modificación de la LOE como pretende el PP y por este motivo ha dicho a los 'populares' que "no podemos aceptar sus enmiendas", de las que ha afirmado que "no aportan nada". Además, ha querido apuntar que con esta norma se tiene la oportunidad de "avanzar en la definición de nuestra propia identidad" y en la "universalización de la educación de calidad".

En resumen, para el diputado socialista "nada propio de la Educación de Castilla-La Mancha es ajeno a esta norma", por lo que ha afirmado que "a esta Ley estamos llamados todos" y ha aconsejado al PP que "no aproveche la ocasión para descalificar el sistema, porque eso no es lo que necesita la sociedad regional".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies