El arzobispo de Toledo habla sobre la lucha contra el yihadismo

Actualizado 23/01/2015 14:06:48 CET

TOLEDO, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El arzobispo de Toledo y primado de España, Braulio Rodríguez, ha asegurado este viernes que la manera de luchar contra el yihadismo "no puede ser la burla del hecho religioso ni la reivindicación de la libertad de expresión por falta de respeto", pues estas maneras de comportarse "no alcanzan a Dios, a quien quieren a lo mejor insultar, pero sí degradan al que así actúa, aunque no crea en nada ni en nadie".

   Durante la homilía que ha ofrecido en la Santa Misa Pontifical en rito Hispano-Mozárabe que ha presidido en la Catedral de Toledo, en la celebración del patrón de la ciudad, San Ildefonso, monseñor Rodríguez ha comentado que "la alternativa al fundamentalismo yihadista no es la blasfemia ni el relativismo de una sociedad sin valores espirituales cuyo fin primordial sea enriquecerse, aunque la conducta sea inmoral".

   El arzobispo de Toledo ha instado a "superar" y "luchar" contra "tentaciones" como esa y otras como la "insensibilidad de lo que ocurre con niños y adolescentes débiles por un consumismo egoísta y distanciador de los más pobres", o la de "dejar para mañana cuanto podemos hacer hoy por el reino de los cielos".

   "Hay muchas tareas que llevar a cabo en el campo de la iniciación cristiana, dejándonos de componendas en la recepción de estos sacramentos; o en el campo de una buena educación afectivo-sexual, que puede engrandecer la vivencia de la sexualidad humana masculina y femenina", ha dicho Braulio Rodríguez, que ha defendido, además, la necesidad de crear una "mejor oferta" en Cáritas y organismos similares "para atender dificultades concretas en familias enteras, que superen el mero asistencialismo fácil".

AÑO COMPLEJO

   En este contexto, el primado de España ha exhortado a los presentes a luchar "por el bien común" de la sociedad "en un año complejo y difícil para todos", en el que "los católicos deben aportar sus virtudes ciudadanas". "De la abundancia del corazón habla la boca", ha añadido monseñor Rodríguez, que ha finalizado su homilía mostrando su deseo de que "la vida virtuosa se notara en nuestra sociedad toledana".

   A la Santa Misa con motivo del patrón de la ciudad, al que el arzobispo ha resaltado como "defensor, protector o amparador" de la vida, la fe y la actividad de la iglesia de Toledo, ha asistido el alcalde, Emiliano García-Page, junto a concejales del Corporación; el subdelegado del Gobierno, José Julián Gregorio y el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno, Leandro Esteban, entre otras autoridades de la capital.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies