La autopista R-4, en concurso de acreedores, hunde un 57% sus ingresos hasta septiembre

 

La autopista R-4, en concurso de acreedores, hunde un 57% sus ingresos hasta septiembre

Autopista Ap-36 Ocaña-La Roda
CINTRA (FERROVIAL)
Actualizado 30/10/2012 19:59:34 CET

MADRID/TOLEDO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La autopista radial R-4 Madrid-Ocaña (Toledo), actualmente en concurso de acreedores, registró un desplome de 56,9% en sus ingresos en los nueve primeros meses del año, hasta los 11,8 millones de euros.

Este dato es consecuencia de la caída de tráfico del 16,9% que registró la vía entre enero y septiembre, hasta una media de 6.015 vehículos diarios.

El resultado bruto de explotación de esta concesionaria se sitúa así en 5,2 millones de euros al término de los tres primeros trimestres, importe un 74,7% inferior al de un año antes, según se desprende del informe de resultados de Ferrovial.

La sociedad concesionaria de la R-4 está controlada al 55% por Cintra (Ferrovial), mientras que Sacyr cuenta con una participación del 35% y la antigua Caja Castilla-La Mancha, con el 10% restante.

Se trata de una autopista de peaje de 98 kilómetros de longitud que se puso en servicio en abril de 2004 y que fue declarada en concurso el pasado 4 de octubre con un pasivo de 575 millones de euros.

OCAÑA-LA RODA.

Por su parte, la autopista Ocaña-La Roda, también en proceso concursal, experimentó asimismo un descenso del 16,5% en su intensidad media diaria (IMD) de tráfico en los nueve primeros meses, que se situó en 3.540 vehículos.

De esta forma, sus ingresos se desplomaron un 47,6% entre enero y septiembre, hasta los 11,3 millones de euros, mientras que su beneficio bruto de explotación se hundió un 64,5%, hasta los 5,8 millones.

La sociedad Autopista Madrid Levante, concesionaria de esta vía, está controlada por Cintra (Ferrovial), que cuenta con una participación del 55%, Sacyr (40%) y la antigua Kutxa (5%).

Estas son dos de las seis autopistas de peaje que actualmente se han amparado en la ley concursal ante el riesgo de insolvencia que presentan por el desplome de los tráficos y el sobrecoste que registraron con las expropiaciones de los terrenos sobre las que se construyeron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies