Ávila se propone concluir La Fuensanta y el parking de Astrana Marín y abordar con Cospedal la obra del nuevo hospital

Juan Ávila
EUROPA PRESS
Actualizado 17/06/2013 18:07:26 CET

CUENCA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, tiene como retos para la segunda mitad de legislatura acabar las obras del estadio de La Fuensanta y las del aparcamiento de la calle Astrana Marín, además de que no va a renunciar a las obras del nuevo hospital de Cuenca y tiene en mente pedir una reunión con la presidenta regional, María dolores de Cospedal, "para buscar soluciones" y sacar adelante el proyecto.

En una entrevista en Europa Press, Ávila ha asegurado que aunque las inversiones previstas en infraestructuras serán reducidas "porque el 20 por ciento del dinero irá directamente a pagar la deuda con los bancos a razón de 27.700 euros diarios", estos proyectos "hay que desbloquearlos".

Sobre las obras de La Fuensanta, ha recordado que se encuentran paralizadas "pese a que se trata de in proyecto del Consorcio de Instalaciones Deportivas que se extinguió por decisión de la Diputación, a finales de 2012 sin acabar la actuación".

"Un juez ya ha dicho que eso no puede hacerse, el Consorcio no se puede disolver sin cumplir los objetivos para los que fue creado y remodelar La Fuensanta es uno de ellos", ha reseñado.

En este sentido, Ávila espera "poder llegar a un acuerdo con la Diputación para, juntos, acabar la obra, pues nadie en Cuenca entiende que cuando se han invertido tres millones de euros y a falta de 300.000 euros para acabar el estadio dignamente no se pueda encontrar una solución".

Al respecto de las obras del parking de la calle Astrana Marín, en el subsuelo del IES Alfonso VIII, ha destacado que ya se paralizaron ya en la anterior legislatura, pero ha abogado por "retomarlas en colaboración con la Junta de Comunidades".

Asimismo, ha dicho que los conquenses "no van a renunciar a que se construya el nuevo hospital, un compromiso electoral de la presidenta de Castilla-La Mancha, que es un proyecto muy importante para Cuenca porque supondría una inyección muy importante para la ciudad".

"Sabemos que la situación es complicada y que no va a ser fácil, pero queremos sentarnos con la presidenta para buscar soluciones. Claro que, antes que nada, lo que queremos los conquenses es que el Gobierno de Cospedal ponga fin al desmantelamiento del hospital actual, el Virgen de la Luz", ha destacado.

PROYECTOS DE CREACIÓN DE EMPLEO

Para Juan Ávila, el desempleo es "el problema más grave que tiene en estos momentos Cuenca", por lo que desde el Ayuntamiento "el equipo de Gobierno ha asumido el compromiso de preservar el empleo municipal y no colaborar en aumentar aún más las cifras del paro".

Además, ha hecho referencia a algunos proyectos "encaminados a dinamizar la actividad económica y la creación de empleo", como el proyecto 'Cuenca, The True Spanis Experience', a través del cual llegarán este verano 200 jóvenes que estudiarán español en la ciudad.

El primer edil ha destacado que dentro de este programa se pretende convertir la capital conquense "en un referente del aprendizaje del español para extranjeros, como ya lo es, por ejemplo, Salamanca".

"Esto supone favorecer la actividad de la hostelería, el comercio, contratar profesores, monitores, incluso puede ser ventajoso para las familias que quieran acogerlos a cambio de una pequeña ayuda económica", ha dicho.

Ávila se ha referido también a su intención de "explotar de forma sostenible" las 53.000 hectáreas de pinos "que pueden ser la materia prima de una industria que genere muchos puestos de trabajo".

Así, ha enfatizado que Cuenca es la segunda ciudad europea con más árboles, solo por detrás de Ginebra, y en países como Austria "el 50 por ciento del agua caliente que consumen los hogares procede a la biomasa y Cuenca no necesita nada que no tenga ya para alcanzar lo mismo".

"Estoy convencido de que esto va a pasar a Cuenca y como alcalde voy a contribuir para que empiece a pasar esta legislatura", ha dicho Ávila, que ha subrayado que para avanzar en este sentido "ya se están buscando inversores y empresas del sector interesadas en asentarse en Cuenca".

Como parte de esta apuesta, ha manifestado que ya se han empezando a dar los pasos necesarios para sustituir las calderas de los edificios municipales por calderas de biomasa, que se alimentarán con la madera de los montes de Cuenca.

BALANCE DE LOS PRIMEROS DOS AÑOS

Juan Ávila ha asegurado que durante los dos primeros años de legislatura "se ha logrado evitar que se hundiera el barco que es el Ayuntamiento de Cuenca".

"Cuando tomé posesión como alcalde, decidí que no utilizaría la herencia recibida como excusa para tapar otras faltas, pero eso no significa que no haya que explicar a los ciudadanos cuál era la situación económica del Ayuntamiento, porque esa situación lo ha condicionado todo", ha aseverado.

De este modo, ha recordado que al tomar posesión "había una deuda con los bancos de 40 millones de euros, más de 24 millones de euros de facturas sin pagar y un déficit de 20 millones de euros".

A estas alturas de mandato, "se ha conseguido reducir el déficit en 17,5 millones de euros gracias a políticas de austeridad, pero sin dejar de prestar servicios a los ciudadanos ni con despidos masivos".

Ha recordado que "se puedo evitar" la huelga en el servicio de autobuses urbanos "con mucho esfuerzo y poco dinero para sacar la nueva concesión". Así, según ha dicho, "se ha pasado de tener un servicio en huelga permanentemente a un servicio que cumple sus horarios en un 95 por ciento y que cuesta a los conquenses la mitad que el anterior".

Se ha referido a las decisiones "más duras" que ha tenido que tomar el Ayuntamiento, "como incrementar la presión fiscal que soportan los ciudadanos".

"Ha sido complicado, muy complicado, pero lo más doloroso ha sido ver la falta de apoyos e incluso las zancadillas que nos ponen las administraciones gobernadas por el PP, que tiene una estrategia que consiste en asfixiar económicamente al Ayuntamiento de Cuenca, aunque para ello tengan que dejar a más de un conquense en el camino", ha lamentado.

En esta línea ha "ejemplificado" estas "zancadillas" asegurando que el Consistorio "tenía un plan para afrontar sus dificultades económicas actuales sin despedir a ni recortar servicios", plan que pasaba por la creación de una empresa pública que gestionase el agua y a través de la cual mejorar el servicio y conseguir una financiación adicional a la que el Ayuntamiento "no puede acceder".

"Pues bien, la Junta nos ha llevado ante la Justicia, algo que no tiene precedentes en Castilla-La Mancha, y ha hecho que sea algo casi imposible que ese plan de materialice", ha finalizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies