Las ayudas por daños de catástrofes naturales en agricultura y ganadería pueden solicitarse hasta el 20 de julio en C-LM

 

Las ayudas por daños de catástrofes naturales en agricultura y ganadería pueden solicitarse hasta el 20 de julio en C-LM

Viñas dañadas
EP/ASAJA
Actualizado 03/07/2010 17:51:14 CET

CIUDAD REAL, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

ASAJA Castilla-La Mancha ha informado este sábado que hasta el próximo 20 de julio permanecerá abierto el plazo para solicitar las ayudas para paliar los daños producidos por los incendios forestales y otras catástrofes naturales ocurridas en varias comunidades autónomas, entre ellas, Castilla-La Mancha.

Desde la Organización anticipan que estas ayudas serán "un nuevo engaño" del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) para los agricultores, pues no cuentan con presupuesto suficiente ante un problema tan grave. "Y es que sólo en torno a un dos por ciento de los afectados percibirán estas ayudas, cuando las pérdidas reales que pueden tener de media superan el 50 por ciento de daños en la producción", ha informado la organización en nota de prensa.

Estas pérdidas, según ASAJA, provocadas por las heladas del invierno pasado, conllevarán la "destrucción" de puestos de trabajo en numerosas localidades, dificultando así el mantenimiento de la población rural y afectando a la industria paralela de la actividad agraria y ganadera, muy importante en toda la región.

Las indemnizaciones previstas irán destinadas a los titulares de las explotaciones agrícolas o ganaderas que, teniendo pólizas en vigor amparadas por el correspondiente Plan de Seguros Agrarios Combinados hayan sufrido pérdidas superiores al 30 por ciento de su producción, con arreglo a los criterios establecidos por la UE a este respecto.

En las explotaciones de viñedo de regadío, las subvenciones estarán determinadas por las pérdidas de producción causadas por las heladas, en estado fenológico A (yema de invierno).

Para establecer la cuantía de la subvención que pueda corresponder a cada asegurado, solicitante de estas ayudas, se aplicará una franquicia absoluta del 20 por ciento y una cobertura máxima del 80 por ciento de los daños ocasionados.

En las solicitudes se especificará el riesgo que han causado los daños por los que se solicita la indemnización --incendio, heladas, o inundaciones--, la fecha en la que se produjeron y la superficie afectada. El importe total de estas ayudas apenas supera los nueve millones de euros para toda España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies