El Ayuntamiento de Albacete congela tasas y precios públicos, y sube un 1% los impuestos, a excepción del agua

Actualizado 20/10/2010 21:07:21 CET

ALBACETE, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Albacete, Antonio Martínez, ha concretado este miércoles la propuesta de la revisión de las Ordenanzas Fiscales para 2011, que plantea "la congelación de los precios públicos y las tasas, que no experimentarán subidas respecto a 2010, a excepción de una tasa y, en relación a los impuestos municipales, se actualizarán los módulos, coeficientes y porcentajes en un 1%, que es la evolución del IPC de agosto de 2008 a agosto de 2010".

Martínez ha defendido en rueda de prensa que el equipo de Gobierno "cumple escrupulosamente nuestro compromiso electoral de adecuar los impuestos al Índice de Precios al Consumo", con estas ordenanzas que el viernes 22 se aprobará en Comisión de Hacienda y que pasará por Pleno la próxima semana.

En ese sentido, en relación a los impuestos municipales, Martínez ha aclarado las circunstancias especiales para el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y para la Plusvalía. Se baja el tipo impositivo del IBI de naturaleza urbana en un 6%, "por lo que pasa del 0,45% actual al 0,423%" y en la Plusvalía "se minoran en un 55% los porcentajes en vigor para paliar la eliminación, a fecha 31 de diciembre, de la reducción del 60% a la que se acogió el Ayuntamiento en su día".

Una de las novedades es que "el euro solidario desaparece" de las Ordenanzas Fiscales. Según Martínez, a través de Emisalba se han ingresado 14.000 euros, a través del IMD, 40.000 euros y a través de Aguas de Albacete la recaudación ha ascendido a 800.000 euros y, del total, "alrededor del 10% es lo que se ha destinado a las ayudas sociales" concedidas a los 137 beneficiarios. Puesto que queda remanente, se ha optado por eliminar esta medida recaudatoria y habrá dinero suficiente para atender las peticiones de 2011 y el posible incremento porque "nuestra intención es flexibilizar las condiciones de acceso".

El concejal ha explicado que la única tasa que no se congela es la del suministro de agua potable y saneamiento, en la que se mantienen las bonificaciones fiscales pero se actualizan las tarifas. "Para un consumo medio de hasta 45 metros cúbicos por trimestre, que es el que tiene una familia de cuatro personas, el incremento al trimestre no superará, en el recibo, los dos euros", ha dicho Martínez.

En esa actualización, ha añadido el concejal, está incluida la revisión del reglamento de vertidos, "los tres céntimos de euros que hay que ir incrementando en el pago de cada año, durante 25 años, a Aguas del Júcar", los cánones y mantenimiento de todas las plantas de agua y, "la subida desmesurada", como la ha calificado Martínez, "de las tasas por la utilización del acueducto Tajo-Segura".