El Ayuntamiento de Ciudad Real cree que el PSOE "ha instigado, sin duda" la denuncia de una supuesta trama de corrupción

Actualizado 29/11/2010 15:29:45 CET

CIUDAD REAL, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del equipo de Gobierno, Francisco Cañizares, ha considerado que el PSOE "ha instigado, sin duda" la denuncia de un empresario por una supuesta trama de corrupción en el Ayuntamiento de Ciudad Real, en la que ha implicado, a la alcaldesa, dos concejales y varios funcionarios.

Por su lado, la alcaldesa, Rosa Romero, en la colocación de la primera piedra de un complejo acuático, ha declarado que el tema forma parte de una "conspiración para hacer daño al Ayuntamiento"

Ha añadido, por otro lado, que ella ya está acostumbrada a las campañas de "difamación, injurias y calumnias" del PSOE "amparadas por los medios afines" y ha remarcado que se han solicitado todas las facturas que el Ayuntamiento tenga en su relación con este empresario.

En rueda de prensa para contar los acuerdos de la Junta de Gobierno Local, Cañizares ha relacionado el hecho de que el abogado del empresario denunciante sea un hermano de un alcalde del PSOE para llegar a esa conclusión.

El portavoz municipal ha señalado que el Grupo Municipal del PSOE solicitó todas las facturas relacionadas con este empresario, las cuales le fueron entregadas, y que nunca plantearon ninguna pregunta sobre el tema.

Según su opinión, a partir de la denuncia presentada por el Consistorio contra el empresario en junio pasado, fue cuando el PSOE pudo entrar en contacto con el mismo.

Cañizares ha avanzado que el Ayuntamiento se personara en todos las causas y en todos los juzgados donde se vean asuntos relacionados con esta presunta trama de facturas falsas por obras realizadas en propiedades de los afectados y que, según la denuncia, acababa pagando el propio Ayuntamiento.

En este sentido, Cañizares ha asegurado que las obras realizadas en la casa de la alcaldesa, Rosa Romero, y del concejal de Deportes, una casa en Alamillo y un local en Moral de Calatrava, están justificadas y se pueden demostrar que las pagaron los afectados.

Con respecto al "chantaje" del empresario al Ayuntamiento, dado a conocer por el propio portavoz este fin de semana, Cañizares señaló que se refería a una entrevista de unas semanas entre ambos.

En la misma, según ha explicado Cañizares, el empresario pidió al Ayuntamiento el abono de unos 500.000 euros y que, al negarse él a reconocer esta deuda, amenazó con llevar el tema al juzgado y organizar un escándalo político.

Cañizares ha indicado que este tema de las facturas falsas con el mismo empresario que ha presentado la demanda se ha dado en, al menos, otros municipios de Ciudad Real, gobernados por el PSOE, y que, hasta ahora, no se ha dado cuenta de ello.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies