El Ayuntamiento de Toledo comenzará el fin de semana la campaña informativa para divulgar la Ley anti-botellón

Actualizado 02/02/2006 14:58:21 CET

El 58 por ciento de los jóvenes de Toledo de entre los 14 y los 18 años se ha emborrachado alguna vez

TOLEDO, 2 Feb. (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Toledo comenzará el próximo fin de semana la campaña informativa 'El botellón nos deja por los suelos' para informar a los ciudadanos acerca de la aplicación de la Ordenanza 'anti-botellón', que prevé la distribución de 100.000 trípticos, la instalación de 25 mupis publicitarios y la edición de 5.00 tarjetas postales en 40 locales de la ciudad, con un presupuesto de 99.000 euros.

El alcalde de Toledo, José Manuel Molina, indicó, en la presentación de la campaña, que es "importante adoptar medidas" ante el consumo de alcohol en la vía pública que causa contaminación ambiental, proliferación de residuos, generación de ruido y actos vandálicos.

La campaña informativa, que tendrá un periodo de aplicación hasta la publicación de la norma en el Boletín Oficial de la Provincia, responde a la aprobación por el pleno el pasado 27 de enero de la Ordenanza reguladora del consumo indebido de bebidas alcohólicas, fomento de la convivencia y prevención de actuaciones antisociales.

Entre las medidas, el primer edil anunció que la campaña dispondrá de "programas preventivos" que remitirán a los centros escolares de Toledo el contenido de la norma a partir de la semana próxima.

También, el Ayuntamiento contratará a tres técnicos especializados que trabajarán en la elaboración de un Plan Local de Drogas, que comprenderá un estudio informativo previo durante seis meses, así como la actuación conjunta entre la Policía Nacional y la Local.

En su intervención, Molina señaló que el consumo entre los jóvenes de Toledo comienza a los doce años y medio, el 58 por ciento de los jóvenes de entre los 14 y los 18 años "se ha emborrachado alguna vez"; el 30 por ciento de los menores de 16 años "piensa que el alcohol no es una droga" y el 45 por ciento de los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria "han participado en botellones", por lo que enfatizó que "hay que poner trabas al consumo de alcohol".

Además, recordó que la ordenanza impondrá sanciones desde los 60 euros hasta los 60.000 euros, que pueden ser conmutadas por trabajos sociales, dijo Molina, y espacios en los que se limita el consumo de alcohol como son la zona amurallada, el Circo Romano, el parque de Safont y las declaradas de protección acústica.

El tríptico, diseñado bajo un fondo naranja y azul y con un "lenguaje visual y estética de cómic", explica las consecuencias sociales de la práctica del botellón para los servicios públicos, las infracciones, obligaciones y prohibiciones para los ciudadanos y un mapa de los espacios limitados del consumo.

PSOE E IU.

Por su parte, el concejal del PSOE Gabriel González, quien valoró la norma, afirmó que "la clave de esta ordenanza será las primeras semanas de su aplicación", porque los ciudadanos "ven que la ordenanza se cumple, tendrá éxito", y por lo tanto "la información es vital". Además, señaló que desde el PSOE estarán "vigilantes para que la ordenanza se cumpla y sea efectiva" a través de la comisión de seguimiento.

Por su parte, el edil de IU, José Esteban Chozas, manifestó que las acciones se coordinarán en los Institutos para "conseguir explicar más que el contenido de la ordenanza, las consecuencias y el uso adecuado de la libertad" porque "debemos aprender a ser ciudadanos".

El alcalde estuvo acompañado por los concejales y miembros del equipo de Gobierno Juan José Alcalde, Fernando Sanz, María José Rivas, María Paz Ruiz; Francisco Vañó y Javier Alonso; Gabriel González del PSOE y José Esteban Chozas de IU, junto a los representantes de la Asociación 'Toledo contra el ruido', 'El ciudadano', del Consejo de la Juventud y de la Asociación Provincial de Hostelería.