Ayuntamiento de Toledo no ve "lógico" que las escaleras de Safont estén abiertas cuando siguen trabajando en el rodadero

Los ediles en rueda de prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 05/07/2015 1:56:01 CET

TOLEDO, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del equipo de Gobierno y concejal de Movilidad en el Ayuntamiento de Toledo, Rafael Perezagua, ha asegurado que no es "lógico" que las escaleras del remonte de Safont estén en funcionamiento cuando se sigue trabajando en el rodadero, una responsabilidad, ha dicho, que responde al director de obra y a quien la ejecuta, en este caso, GICAMAN.

Acompañado del concejal de Urbanismo, Javier Nicolás, y de la Accesibilidad, María Teresa Puig, ha pedido al Gobierno regional que le entregue la obra en un plazo de tiempo "lo más breve posible" para que los técnicos municipales puedan entrar y ver qué problemas existen porque el Gobierno toledano quiere "corresponsabilizarse con esos problemas".

Según Perezagua, la obra no está terminada porque siguen trabajando en el rodadero, tampoco está garantizada la seguridad vial en la zona y la infraestructura presenta deficiencias en materia de accesibilidad.

Dicho esto, el portavoz del Gobierno toledano ha defendido que la Junta no quiere que el Ayuntamiento de Toledo gestione esta obra o bien porque "no quieren que se sepa qué se ha hecho o porque no quieren que Page y el Ayuntamiento de Toledo capitalice una obra que es de esta ciudad".

En este sentido, se ha mostrado convencido de que "esto no hubiera ocurrido" en otros ayuntamientos gobernados por el PP. "Es una auténtica vergüenza porque se actúa en función del alcalde".

Ha explicado Perezagua que, según establece el pliego del contrato de dicha obra, el adjudicatario está obligado a aceptar las reparaciones y subsanaciones de los defectos que los técnicos municipales puedan establecer, siempre que la dirección facultativa así lo corrobore.

"Las vallas están y seguirán estando ahí por una cuestión de seguridad, porque quitarlas sería poner en riesgo la seguridad de las personas y cometer una irregularidad que puede ser tachada como una auténtica prevaricación", ha dicho el edil de Movilidad, que ha criticado que se les haya llamado "boicoteadores por poner unas vallas, cuando ahora todo el mundo asume que si se quitaran, se correría el riesgo de accidentes", como atestiguan los informes de la ingeniería y la Policía Local.

"No se si las vallas dan votos o no pero van a seguir estando. Nos da lo mismo poner o no poner un semáforo pero mientras no haya semáforo y las obras no se hayan entregado al Ayuntamiento de Toledo no va a entrar ningún autobús", ha advertido Perezagua.

CAPACIDAD DE LAS ESCALERAS

En ello ha insistido el edil de Urbanismo, que ha dicho que aparte de los terraplenes y las dársenas hay que ver otras cuestiones que el Ayuntamiento no conoce, como si las escaleras están condicionadas para funcionar con lo que establecía el pliego, donde se recoge que tenían que transportar en su momento máximo 6.000 personas a la hora.

Es por ello que ha insistido en la "urgencia" de mantener reunión para solventar los problemas surgidos. "El Ayuntamiento siempre ha tenido intención de diálogo y no poner zancadillas, porque es un proyecto importante para la ciudad", ha manifestado.

Por su parte, la edil de Accesibilidad ha denunciado que hay muchas "carencias" que hacen que el remonte no sea accesible para todos, tal y como han puesto de manifiesto los propios usuarios, ya que los técnicos municipales no han podido acceder a la infraestructura, que así se lo hicieron saber a la propia presidenta regional, María Dolores de Cospedal, el día de la inauguración.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies