Page pide al PSOE que las encuestas no quiten la moral

Sánchez y Page
EUROPA PRESS
Actualizado 18/03/2018 14:38:58 CET

MADRID/TOLEDO, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes autonómicos que han participado este sábado en la Escuela de Buen Gobierno del PSOE se han reivindicado como "constructores" tras los recortes de anteriores gobiernos del PP en sus territorios y han pedido tener confianza en las posibilidades de que los socialistas ganen las elecciones generales, pues son el único partido capaz de resolver los problemas de España.

Es el mensaje en el que han coincidido los presidentes de Aragón, Javier Lambán; Baleares, Francina Armengol; Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, que han compartido mesa de debate sobre la España autonómica en estas jornadas de debate organizadas por el líder del partido, Pedro Sánchez, que les escuchaba sentado en la primera fila.

Faltaban la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y Asturias, Javier Fernández, que pese a haber sido invitados han declinado participar, como es el caso también del presidente de la Comunidad Valenciana, el también socialista Ximo Puig, por la celebración de las Fallas.

Los 'barones' del PSOE también han arremetido todos ellos contra la falta de voluntad del Ejecutivo de Mariano Rajoy para pactar un nuevo modelo de financiación autonómica y García-Page ha querido dejar claro que ninguno de ellos ha estado dispuesto a ceder al "chantaje" intentado por el Gobierno de Mariano Rajoy para vincular un nuevo modelo de financiación autonómica al apoyo del PSOE a los Presupuestos Generales del Estado.

García-Page ha hecho una intervención muy centrada en insuflar ánimo a los socialistas recordando que en las últimas municipales y autonómicas de 2015 el PSOE ganó "muchas Comunidades Autónomas y la mitad de los ayuntamientos contra viento y marea". "Que no nos quite la moral ninguna encuesta", ha advertido mirando fijamente a Pedro Sánchez.

También ha pedido a sus compañeros de partido no enredarse en debates sobre quién es más socialista o de izquierdas. "Yo sé lo que soy desde los 16 años. Con los compañeros que discuten dándose golpes en el pecho de si soy un poquito más allá o de acá, les digo que fuimos capaces de convencer a mucha gente" en Castilla-La Mancha, ha subrayado García-Page, que ve a la gente en la calle "con muchas ganas de volver a creer en el PSOE".

DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN

Pero para no enviar mensajes que pueden resultarle confusos a los ciudadanos, sobre todo cuando el PSOE defiende la necesidad de reformar la Constitución, García-Page ha pedido que hasta que no tengan otra Carta Magna, los socialistas defiendan "el 100 por cien" de la Constitución actual. Y lo ha dicho delante de Armengol, que se opuso frontalmente a la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

En cualquier caso, el presidente castellano manchego está convencido de que el partido está hoy "en muchas mejores condiciones" de ganar elecciones porque son la formación que puede ofrecer "más certidumbre" a los ciudadanos con tal de recordar la gestión de Gobiernos como los de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero o la que están llevando en la actualidad en los territorios y municipios que gobiernan. Certidumbre frente a "aventuras" o "experimentos", ha insistido.

El aragonés Javier Lambán ha compartido su pesimismo con respecto a que se ponga en marcha "en el corto plazo" un nuevo modelo de financiación autonómica por la "falta de voluntad" del Gobierno de Mariano Rajoy y por la imposibilidad de dotarlo de los recursos que necesita sin emprender una reforma fiscal que asegure al Estado mayores ingresos.

Como dijera en un taller anterior el exsecretario general del PSOE y excomisario europeo Joaquín Almunia, es necesario subir impuestos para asegurarle al Estado los recursos suficientes para sostener el Estado de Bienestar. En este sentido, ha hecho autocrítica y censurado que las Comunidades Autónomas socialistas hayan entrado en la "loca" competencia por bajar ciertos impuestos, como el de Sucesiones.

En su opinión, no se puede bajar los impuestos que las Comunidades Autónomas tienen cedidos y luego exigirle al Gobierno que ponga más dinero sobre la mesa para la financiación autonómica, porque es caer en una contradicción.

En cualquier caso, le ha pedido a Pedro Sánchez que intente "armonizar posiciones" entre las federaciones socialistas en materia de financiación autonómica, aunque no sea fácil.

En línea con sus compañeros, Armengol ha asegurado que los socialistas son quienes pueden "resolver los problemas de España". "Nos lo tenemos que creer, tengamos fuerte orgullo de ser socialistas", les ha dicho a los suyos.

Vara ha puesto en valor que el PSOE, por el número de Comunidades Autónomas y ayuntamientos que gobierna, gestiona la vida de millones de personas, cuyo "acceso a la igualdad de oportunidades" depende de que los socialistas hagan bien su trabajo.

El broche final al debate lo ha puesto el secretario de Política Federal del PSOE y exlehendakari Patxi López. "Nos vamos a dejar el alma para que nunca más este país se construya unos contra otros sino entre todos y todas, ése será nuestro proyecto y se llama España", ha concluido.