Barreda destaca que la batalla por la la democracia no se puede hacer con paréntesis, "ni de tiempo, ni de espacio"

Actualizado 22/01/2008 21:08:46 CET

La birmana Aung San Suu Kyi recibió el premio 'Abogados de Atocha' "por la fortaleza de su espíritu, que lucha por la libertad"

TOLEDO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, destacó hoy que la batalla por la libertad y la democracia no se puede hacer con paréntesis, "ni de tiempo ni de espacio" y menos ahora, en un contexto de mundialización.

Barreda realizó estas afirmaciones durante el acto de la IV edición del Premio Abogados de Atocha de Castilla-La Mancha "Un premio por la libertad" que este año distinguió a la líder de los derechos humanos y la democracia en Myanmar (Birmania), Aung San Suu Kyi, figura emblemática de la oposición contra la dictadura militar que detenta el poder en Birmania desde 1962, y que lleva en arresto domiciliario desde 1996, por lo que recogió el premio uno de los representantes de la Liga Nacional de Birmania.

Al acto asistieron numerosas personalidades, como el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, la consejera de Cultura, Soledad Herrero, y el presidente de la Asociación de Abogados de Atocha, Alejandro Ruiz.

Para el presidente regional, se trata del mejor ejemplo de dignidad, por eso "al fallar, el jurado ha tenido un gran acierto, porque su lucha por la libertad simboliza la lucha por la libertad de todo un pueblo que es capaz de levantarse contra el miedo".

Comparó la lucha de la líder birmano con la lucha de los cinco abogados de Atocha que fueron asesinados en enero de 1977, "una fecha clave en la Transición política a la democracia de España, porque simboliza la voluntad del pueblo español de que el país se rigiera por un Estado de Derecho" y por la que, tras 30 años, la Junta de Castilla-La Mancha decidió crear el premio "Abogados de Atocha".

Se preguntó Barreda cómo Aung San Suu Kyi no tuvo miedo ante los militares birmanos y cómo es posible que tanto militar le tenga miedo a una mujer de apariencia tan débil. "Será por la fortaleza de su espíritu, símbolo de la lucha democrática por la libertad", subrayó.

Por su parte, la consejera de Cultura destacó la personalidad de "una gran mujer, que ha hecho de su vida un ejercicio de lucha para llevar a su pueblo a la libertad" y reconoció su "coraje, valentía y democrática lucha por las libertades".

LUCHA EN SILENCIO POR LA LIBERTAD.

En la misma línea, Alejandro Ruiz, reconoció "la lucha en silencio y de forma incansable de una mujer por la libertad" con el objetivo de conseguir la democracia para todo su pueblo, "al igual que lo hicieron los abogados de Atocha hace 30 años", indicó, "porque estas luchas universales son el cimiento insustituible de cada ciudadano".

Del mismo modo, el representante de la Liga Nacional de Birmania, que recogió el premio, transmitió el "gran honor" que siente Aung San Suu Kyi al recibir un galardón internacional "de estas características".

Explicó que "si ella estuviese presente, diría con humildad que hay muchas más personas que han hecho sacrificios más grandes que ella en Birmania, pero lo que nunca diría por su humildad es que estas personas lo han logrado gracias a su ejemplo de altruismo y corrección moral, conquistando el temor y el miedo".

A pesar de la violencia de la Junta Militar de Birmania que gobierna el país "seguimos empeñados por nuestra lucha pacífica", y añadió que, "al recibir este premio, Castilla-La Mancha ha dado a nuestro movimiento un nuevo impulso y empeño democrático a seguir en esta lucha por la libertad".

LA LIBERTAD COMO META NO NEGOCIABLE.

Finalmente, García-Page valoró la carga simbólica de los premios "que reconocen cómo el pueblo español supo comportarse hace 30 años y ver con altura las cosas claras, incluso antes que los políticos".

Los derechos fundamentales y la libertad son la meta "prioritaria y no negociable" de la diplomacia española y castellano-manchega, "que no puede perderlos de vista en el orden final", aseveró el regidor toledano.

Es importante que la ciudadanía sea protagonista y se movilice, advirtió García-Page, porque "no hay que resignarse" en la lucha por la libertad y por el intercambio de ideas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies