Barreda destaca la fuerza transformadora de los ingenieros y su "importante papel para mirar sin miedo hacia el futuro"

barreda
EP/JCCM
Actualizado 04/03/2011 15:10:21 CET

CIUDAD REAL, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha destacado la fuerza transformadora de los ingenieros y el importante papel que juega esta profesión para "cambiar la sociedad y mirar sin miedo al futuro".

Barreda, que ha estado en la inauguración oficial de la nueva sede del Colegio de Ingenieros Industriales de Ciudad Real, ha destacado el hecho de que esta entidad cuente ya con 400 colegiados con una media de 35 años. En su opinión, es una dato "cargado de futuro" que incrementa su confianza en Ciudad Real y en toda Castilla-La Mancha, ha informado la Junta en nota de prensa.

"Nunca había habido una acumulación de capital humano como ahora, jóvenes bien preparados que estudian aquí, que se asientan aquí con mucha más facilidad que hace unos años", ha señalado Barreda, para quien esto está en la base de la transformación de la sociedad, y el papel de los ingenieros "es muy importante".

VALOR EN LA 'I'

En su opinión, en estos momentos hay que poner en valor la 'i' de investigación, de innovación, inteligencia, industria y, por supuesto, la 'i' de ingeniería. En este sentido ha reiterado la fuerza transformadora de estos profesionales que "sois capaces de solucionar cosas inimaginables", y la nueva sede del Colegio de Ciudad Real, ha añadido, representa el símbolo de la no resignación y de plantear sin miedo el futuro.

Así, Barreda ha confiado en la capacidad de la sociedad de Castilla-La Mancha para resolver dificultades, sobre todo, ha apuntado, "con ingenieros como vosotros que sois capaces de mover montañas".

De esta forma, el presidente del Ejecutivo regional ha valorado la importancia de los ingenieros y su papel en el futuro de cualquier país, así como su capacidad para tender puentes y trabajar por el desarrollo. Además, les ha lanzado un mensaje de ánimo en estos momentos en los que la ingeniería afronta nuevas normativas que eliminan la obligatoriedad de los consejos profesionales.

Frente a esto, ha dicho que hay que dar la respuesta de la eficacia y de la utilidad, demostrar para qué sirven los colegios, dejar claro que son útiles y que son buenos para la sociedad y para la profesión. "Y si hay alguien que tiene sentido práctico son los ingenieros industriales, por eso confío en vuestra respuesta", ha afirmado

Asimismo, el jefe del Ejecutivo autónomo ha destacado los cambios sufridos en Castilla-La Mancha, "una región antes eminentemente agraria que ahora ha dado paso a una industria creciente que demuestra lo mucho que está cambiando el tejido productivo de esta tierra".

Finalmente, ha agradecido la labor de todos aquellos que han hecho de la Escuela de Ingenieros Industriales de Ciudad Real una de las más prestigiosas de toda España y que demuestra que "el futuro depende de nosotros" y que "nos tenemos que creer que somos capaces de hacer cualquier cosa que nos propongamos".

COLABORACIÓN

Por su parte, el presidente delegado del Colegio de Ingenieros, Miguel Javaloy, ha ofrecido la colaboración de esta entidad a las administraciones públicas y ha recordado al presidente regional que el objetivo es generar confianza en el futuro. "Aquí nos tiene presidente, dispuestos a colaborar en todo lo que precisen", ha añadido.

Asimismo, el decano del Colegio, Jesús Rodríguez, ha destacado la importancia de la creación de la Escuela de Ingenieros Industriales de Ciudad Real y ha lamentado los momentos de incertidumbre de la profesión, aunque, ha advertido, "seguiremos estando en la brecha".

El decano ha animado a todos los ingenieros a seguir trabajando y a contribuir con su labor "para que este país sea más próspero y salga de esta crisis absurda, este es nuestro desafío", aseveró.

NUEVA SEDE

La nueva sede está ubicada en el centro de la capital, cuenta con una superficie de 550 metros cuadrados y entre sus instalaciones se encuentra un aula de formación para 25 personas, un salón de exposiciones y de actos con capacidad para setenta personas y varias salas para reuniones y despachos individuales.

La apertura de la nueva sede es consecuencia de un ambicioso proyecto iniciado en 2007 dentro del proceso expansivo del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM), en el que está integrada la delegación de Ciudad Real.

Esta nueva sede, que se une a la que el COIIM Ciudad Real tiene desde hace unos años en Puertollano, está dotada de todos los sistemas multimedia de comunicación necesarios para la realización de diversas actividades, exposiciones y cursos formativos.

El objetivo es interactuar aún más con la sociedad de la provincia, generar más conocimiento, desarrollar foros en los que surjan ideas e iniciativas y ser un lugar donde se pueda estrechar la relación con la Universidad, a la vez que se potencian las habilidades emprendedoras de los jóvenes universitarios.

Actualmente la delegación de Ciudad Real cuenta con 391 colegiados y 49 alumnos asociados, estos últimos pertenecientes a los últimos cursos de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Ciudad Real.