Bonilla cree que los vinos DO Mancha "podrían valer el triple" por su calidad

Carlos David Bonilla
EUROPA PRESS
Actualizado 18/02/2018 14:16:50 CET

ALCÁZAR DE SAN JUAN, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El nuevo presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen vitivinícola La Mancha, Carlos David Bonilla, ha defendido la gran calidad del producto de las bodegas amparadas bajo el paraguas de la entidad, aseverando que, atendiendo a sus características, las botellas "podrían valer el triple" de lo que cuestan ahora mismo en el mercado.

En una entrevista con Europa Press, Bonilla ha asegurado que, si el producto de las bodegas de la DO "estuviese dentro de una botella de otra denominación de origen, seguro que valdrían mucho más".

En todo caso, ha enfatizado que incidiendo en una mayor promoción, el fomento del consumo nacional entre los más jóvenes y la continuación de la apuesta por salir al exterior serán factores que provocarán que en la próxima década la imagen de los vinos de la DO Mancha sean más reconocidos. "Es ocho o diez años conseguiremos resultados muy importantes y se verá reconocido nuestro vino".

Bonilla, que ha reconocido que coge las riendas del Consejo Regulador "con un buen estado de salud" gracias a la labor de su predecesor, Gregorio Martín Zarco, se ha mostrado confiado en cumplir su objetivo, que no es otro que conseguir que el vino que producen las bodegas "tengan el valor que realmente corresponde a su calidad".

"Estamos haciendo vinos excelentes, tenemos unas bodegas preparadas con infraestructura para elaborar buenos vinos, pero el potencial es mayor. Hay que seguir creciendo en botellas y poner el valor en la botella. Que los clientes finales reconozcan esa calidad para poner en valor esa botella", ha subrayado.

EXPORTACIÓN Y CONSUMO NACIONAL

Carlos David Bonilla ha fijado en el aumento del consumo nacional otro de los retos que afronta desde su mandato, confiado en que, poco a poco, los más jóvenes se introducirán en el consumo del vino nacional.

En cuanto al mercado exterior, ha apuntado que de momento es más fácil vender fuera que en territorio nacional, sobre todo en aquellos países que no producen su propio vino.

Según ha dicho, las cooperativas y bodegas "cada vez apuestan más por la comercialización" pese a las "trabas" a la hora de salir fuera. "Muchas inician el camino, pero no todas siguen".

El mercado más favorable sigue siendo el asiático, "donde más crecen los vinos DO Mancha y con muchas garantías" gracias a una "buena aceptación" del consumidor final.

"Asia es una de las zonas donde podemos decir que el trabajo ha estado bien hecho y se sigue haciendo muy bueno", ha manifestado, celebrando también que Sudamérica o Méjico también funcionan y que en Europa se colocan muchas botellas --sobre todo en Alemania--; mientras que en Estados Unidos "está costando un poco más".

A la hora de salir fuera, la DO ayuda sobre todo a aquellas bodegas de menor tamaño, para "darles la posibilidad de asistir a ferias y misiones comerciales".

El equipo es excepcional.