Bono, tras la victoria de Pedro Sánchez, dice que lo que le pide el cuerpo es echarse a un lado

 

Bono, tras la victoria de Pedro Sánchez, dice que lo que le pide el cuerpo es echarse a un lado

José Bono, Psoe
EUROPA PRESS
Actualizado 22/05/2017 11:45:55 CET

Dice que lo que le pide el cuerpo es echarse a un lado, aunque "lo que más" le hubiera gustado es "poner punto en boca"

MADRID/TOLEDO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Defensa socialista y expresidente de Castilla-La Mancha, José Bono, ha dicho este lunes, tras las primarias del PSOE, que desea que al nuevo secretario general, Pedro Sánchez, "le vayan bien las cosas" y que ahora el partido "tiene que cerrar filas".

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Bono ha reconocido que le hubiera "agradado" que la ganadora hubiese sido la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, pero que acepta el resultado.

En este sentido, el exdirigente socialista ha asegurado que, defendió "con pasión aquello en lo que creía", y por ello ahora tiene que llevar a cabo "una mutación". "Mis compañeros han elegido de una manera contundente que sea Pedro quien gane. Yo me debo a lo que es mi familia política e intentare cambiar", ha añadido.

Así, ha explicado que los socialistas están poniendo sus "brújulas en la dirección que tienen que estar", que es la del electorado. Con todo, Bono ha explicado que es "humano" y que tardará "un tiempo" en asumir la victoria de Sánchez.

"RADICALES EN LAS URNAS"

Tras la elección del nuevo líder del PSOE, el exministro ha opinado que "el modo más eficaz de marcar distancias en política e incluso de alejarse de posiciones de la derecha no está tanto en hacer un discurso" sino, a su juicio, "en el ámbito de las elecciones".

"El micrófono lo aguanta todo, jamás se levanta. El papel no le cuento. Pero donde hay que ser radicales es en las urnas. Lo importante para marcar distancias es poner a la derecha en la oposición. Me importa mucho más ganarlos en las urnas que insultarlos en un mítin", ha aseverado.

Con todo, Bono ha pedido disculpas por adelantado, antes de asegurar que "con 85 diputados --los que obtuvo el PSOE en las últimas elecciones generales con Pedro Sánchez como líder-- no se puede gobernar un país de 45 millones". "No entiendo que mi partido pueda gobernar con separatistas, con Podemos ni con Ciudadanos. Lo pienso y creo que lo seguiré pensando", ha espetado.

PUNTO EN BOCA

Tras la derrota de Díaz, Bono ha dicho que espera que la entrevista que ha concedido "sea de las últimas" que realiza. "El partido socialista ha marcado un nuevo tiempo, y son ellos los que, con la lealtad de los que hemos perdido, deben dirigirnos", ha señalado.

Preguntado sobre si eso significa que va a retirarse de la vida política, el socialista ha dicho que no quiere decir que se vaya a "coser la boca" pero que lo que le pide el cuerpo es echarse a un lado, aunque "lo que más" le hubiera gustado es "poner punto en boca".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies