El Bosque de Acero de Cuenca se protege frente a actos vandálicos

 

El Bosque de Acero de Cuenca se protege frente a actos vandálicos

Visita Boque de Acero
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO
Actualizado 19/08/2017 13:02:48 CET

CUENCA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha visitado a los trabajadores municipales que estos días desempeñan su puesto de trabajo en el recinto ferial con motivo de las Fiestas patronales de San Julián para supervisar y coordinar la correcta instalación de las casetas y atracciones que, este año, ocuparán todo el espacio disponible.

Mariscal ha aprovechado para conocer el estado del Bosque de Acero y la instalación del vallado perimetral que el Ayuntamiento de Cuenca ha iniciado. "Aunque el grado de deterioro es el mismo que nos encontramos hace dos años, en los que incluso había dos familias ocupando el inmueble, con sus vehículos y animales, no podemos permitir que el mismo se siga deteriorando por la actuación de actos vandálicos. La mayor parte de ellos, ocasionados por menores de edad que han sido pillados 'in fraganti' dentro del recinto que además se enfrentan a importantes riesgos", ha dicho el primer edil.

El vallado perimetral del Bosque de Acero tiene como fin prevenir y dificultar los actos vandálicos que aún se siguen produciendo y garantizar la seguridad durante la celebración de la Feria de San Julián y en el futuro, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Concretamente, se ha instalado una malla de 2 metros de altura, postes verticales y alambre. Así como una puerta de malla en 2 hojas con cerrojos. La obra se completará con la instalación de un sistema de alarma y carteles, como se ha venido haciendo a lo largo de este mandato en numerosos edificios e instalaciones municipales.

Mariscal también ha hecho una valoración sobre las posibilidades de uso del Bosque de Acero, considerando que el edificio necesitaría "importantes y costosas obras para reponer lo destrozado y, tanto o más, para que recupere la impermeabilidad de toda la cubierta que debería de ser inspeccionada en su totalidad y la funcionalidad".

Las limitaciones más importantes para su apertura se derivan de su ubicación en una zona inundable con las consiguientes prohibiciones y limitaciones de usos por la Confederación Hidrográfica del Júcar y de que se construyera sin un fin específico, como una plaza pública cubierta en un lugar distante y dentro de un proyecto de mayor coste y envergadura que nunca se hizo.

A esta importante actuación, con la que se intenta evitar el deterioro progresivo de este edificio y de su entorno, se une la limpieza que concluirá la próxima semana tanto en el interior como en el exterior.

El Bosque de Acero es un edificio singular ubicado en el recinto ferial con una superficie construida de 3.702 metros cuadrados, en la ribera del río Júcar. El proyecto fue encargado en octubre de 2005 y contaba con un presupuesto inicial de 7,5 millones de euros, iniciándose las obras en enero de 2007.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies