Los Cádiz ya reconocieron en su detención en Linares (Jaén) que fue Ramón que quien mató a Diego Flores

Publicado 07/06/2017 18:30:54CET

CIUDAD REAL, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los agentes de la Guardia Civil que detuvieron y trasladaron hace tres años a los hermanos Ramón, José y Manuel Cádiz Castro desde Linares (Jaén) a Ciudad Real como presuntos responsables del asesinato de Diego Flores --miembro de una familia 'rival' por la custodia de unos menores y a quien los Cádiz habrían jurado venganza-- han asegurado este miércoles que Ramón se inculpó de forma "espontánea" tras su detención.

En la segunda sesión del juicio que se celebra hasta este jueves en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, los agentes han indicado que, si bien se negaron a declarar oficialmente, durante la detención y el traslado Ramón exculpó a sus hermanos como hizo en la primera sesión del juicio y dijo ser el único responsable de la muerte de Flores.

No obstante, el relato de los hechos sí varió notablemente de esa primera declaración "espontánea" a la mantenida en el juicio ya que mientras que el martes aseguraba que la escopeta era suya, que la llevaba en el asiento trasero y que sus hermanos no lo sabían, en la versión posterior a su detención dijo que el arma era de la víctima.

En concreto, los agentes han narrado que Ramón Cádiz contó que él sólo respondió a las provocaciones de la víctima y de su mujer ya que, tras colisionar los vehículos, se peleó a puñetazos con la víctima cuando la viuda bajó de la furgoneta con una escopeta que finalmente le arrebató y con la que le disparó en la cabeza a Diego Flores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies