Cae un grupo criminal especializado en robos con fuerza en fincas

Robos
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL
Actualizado 19/08/2016 14:57:26 CET

TOLEDO, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en el marco de la Operación 'Biltegia', ha detenido a los cuatro integrantes de un grupo criminal, tres hombres y una mujer, por 6 robos con fuerza en las cosas cometidos en fincas de las localidades de Calera y Chozas, Aldeanueva de Balbarroya, Alcolea de Tajo, Sevilleja de la Jara, Los Navalucillos y en la cacereña de Alía, de donde sustrajeron principalmente armas de fuego y desmogues y trofeos de caza.

El pasado día 31 de enero de este año, se cometió un robo con fuerza en las cosas en la casa de una finca de la localidad de Aldeanueva de Barbarroya, de donde los autores sustrajeron las armas de fuego que encontraron, así como gran cantidad de trofeos de caza y un vehículo, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

En los meses posteriores se cometieron robos de similares características en fincas de localidades de la zona como Sevilleja de la Jara, Calera y Chozas, Alcolea de Tajo y Los Navalucillos.

Las particularidades de estos delitos, así como la alarma social suscitada entre los vecinos de estos municipios al conocerse la sustracción en todas ellas de armas de fuego destinadas a la caza mayor, un total de 10, motivo que el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Talavera de la Reina se hiciera cargo de su investigación, lo que dio origen a la Operación 'Biltegia'.

Los investigadores cotejaron las inspecciones oculares realizadas en cada caso y confirmaron como el modo de proceder era similar en todos ellos. Los delincuentes entraban al recinto de la finca violentando el candado de la puerta de entrada o rompiendo su alambrada, cortaban la corriente eléctrica, anulaban el sistema de seguridad que hubiera instalado, la conexión telefónica y accedían al interior del inmueble.

Una vez dentro, buscaban las armas de caza que hubiera, principalmente rifles, los desmogues y los trofeos de caza. Habitualmente utilizaban un vehículo de la propia finca para cargar estos objetos y sacarlos de la propiedad hasta donde ellos habían dejado sus propios vehículos o otros cómplices estaban esperando, dejando allí los vehículos sustraídos abandonados.

Durante la investigación los agentes comprobaron que otro delito de las mismas características había sido cometido en la localidad cacereña de Alía.

AMPLIO HISTORIAL DELICTIVO

La Guardia Civil analizó todas las pruebas recabadas y centró su investigación en un hombre con un amplio historial delictivo, con 20 detenciones efectuadas por este Cuerpo como autor de 105 hechos delictivos y el cual era poseedor de siete requisitorias en vigor dictadas por distintos Juzgados para su búsqueda y detención.

Los agentes de este Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Talavera de la Reina comprobaron que este hombre sería el cabecilla de un grupo criminal compuesto por su mujer e hijo y otro varón.

La Guardia Civil comprobó que los robos eran perpetrados los tres hombres mientras que la mujer era la encargada de dar salida a parte del material sustraído.

Los agentes verificaron como esta mujer se encargaba de vender las cuernas y los trofeos de caza a distintas empresas que las adquirían de forma legal para tratarlos y venderlos en el mercado asiático, objetos muy valorados para su medicina tradicional.

Una vez analizada y verificada toda la información, la Guardia Civil solicitó una autorización Judicial de entrada y registro para una propiedad ubicada en un bloque de pisos de la localidad de Calera y Chozas.

Estas personas residían únicamente ellas en un complejo de dos edificaciones que habían adaptado con cámaras de seguridad que les alertara de la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad así como de otras medidas de huída por balcones y butrones de unas propiedades a otras.

Dicha entrada fue llevada a cabo por la Unidad USECIC de la Comandancia de Toledo como apoyo a los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Talavera de la Reina, donde se detuvo al principal autor de estos delitos de robo, su mujer e hijo.

Durante el registro se recuperaron trofeos de caza, combustible sustraído de las fincas, munición de distintos tipos, transmisores de comunicación y terminales móviles donde se hallaron fotografías con las armas sustraídas donde se apreciaba el precio puesto en su parte trasera para ser vendidas, prismáticos, pasamontañas, entre otros.

Varios días después la Guardia Civil detuvo al cuarto integrante de este grupo criminal. Los cuatro detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de Talavera de la Reina como autores de seis robo con fuerza en las cosas y por pertenencia a grupo criminal, que ha dictaminado el ingreso en prisión para su cabecilla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies