Cae una red que compraba coches embargados por Internet para exportarlos a Alemania

Actualizado 24/11/2011 20:55:23 CET

Los vehículos eran adquiridos y posteriormente almacenados en una nave en una localidad situada en la provincia de Toledo

MADRID/TOLEDO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil, adscritos al Área de Investigación de Boadilla del Monte, han logrado, en el marco de la Operación Cirpacio, desmembrar un entramado que se dedicaba a exportar automóviles embargados desde España hasta Alemania, ha informado la Comandancia de Madrid en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de julio, cuando un ciudadano español se personaba en dependencias de la Guardia Civil alegando haber sido víctima de una paliza y amenazas para que adquiriera vehículos que estuvieran embargados o que tuvieran una reserva de dominio y que se los entregara al grupo.

El relato de este presunto delito hacía que, inmediatamente, los agentes de la Guardia Civil iniciaran la pertinente investigación, decidiendo tomar una segunda declaración a la supuesta víctima, la cual, en esta ocasión, entró en un sinfín de contradicciones, reconociendo finalmente que la denuncia interpuesta ante la Guardia Civil era falsa, hecho que motivó su inmediata detención.

Esta persona, ante una mala situación económica, decidió poner a la venta su automóvil de alta gama, sobre el que pesaba una reserva de dominio, al estar financiado por la compra venta. Finalmente, localizó una página web en la que se anunciaba que se adquirían vehículos con estas características, y también vehículos embargados, no dudando en ponerse en contacto con ellos, logrando su objetivo.

Para deshacerse de la reserva de dominio optó por interponer la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil, para así poder dar cuenta al seguro.

Tras producirse esta detención, los investigadores continuaron trabajando con la finalidad de conocer si la actividad que realizaban los que hacían la compra venta a través de la web era legal.

Haciendo un seguimiento a estas páginas se logró identificar al grupo que operaba tras ella, descubriendo que los vehículos eran adquiridos y posteriormente almacenados en una nave en una localidad, situada en la provincia de Toledo, y desde aquí eran llevados a Alemania, donde, una vez rematriculados en la ciudad germana, ser vendidos en la Europa del Este.

Todas estas pesquisas se vieron afianzadas cuando a uno de los ahora detenidos le intervinieron un automóvil que transportaba desde España y sobre el que pesaba una orden internacional.

Los encargados de este negocio eran tres ciudadanos de nacionalidad rumana, que tras ser detenidos ya han pasado a disposición de la autoridad judicial competente. Esta investigación permitió localizar nueve vehículos ocultos en la nave que disponían en Toledo, cuando estaban listos para ser enviados a Alemania.