Cáritas Cuenca reclama al Ayuntamiento los 60.000 euros que le adeuda por la gestión del albergue

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Cáritas Cuenca reclama al Ayuntamiento los 60.000 euros que le adeuda por la gestión del albergue

Publicado 17/11/2016 14:50:14CET

CUENCA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de Cáritas Diocesana de Cuenca, Silvestre Valero, ha denunciado este jueves que el Ayuntamiento de Cuenca tiene contraída una deuda de 60.000 euros con el albergue que gestiona esta organización, que ha atendido a 707 personas hasta el mes de octubre y espera alcanzar las 1.000 antes de final de año.

En rueda de prensa, para presentar la campaña institucional 'Por dignidad. Nadie sin hogar', Valero ha agregado que esa deuda con el albergue, 20.000 euros corresponden al ejercicio 2015 y 40.000 más de este año.

"Denota la sensibilidad que existe en nuestros políticos con la marginación y la pobreza", ha lamentado Valero que ha recordado que los gastos de mantenimiento de este albergue los asume Cáritas porque el Consistorio no les ha dado todavía nada.

No obstante, ha matizado, sí han recibido 68.166,36 euros por parte de la Junta, lo que supone el 80% de lo comprometido para 2016 y "alivia un poco" la situación de Cáritas Cuenca con respecto a la atención del albergue.

A falta de ese apoyo, según sus cálculos, el gasto en ayuda social de base "posiblemente" superará este año los 300.000 euros, cuando en 2010 rondaba los 60.000 euros destinados a pago de "luz, alquiler, libros y material escolar". Extrapolando los datos a nivel nacional, ello supone que, desde 2007, la ayuda social de base por parte de Cáritas en España se haya incrementado en "más de un 40%".

"Se llenan la boca los políticos diciendo cosas que no cumplen, que no son reales", ha criticado Valero, para señalar que Cáritas Cuenca está "pagando lo que es elemental".

Tras subrayar que, en España, hay alrededor de 40.000 personas sin hogar y que en Castilla-La Mancha y en Cuenca la pobreza afecta a una cifra "cercana al 29%" del total de la población, ha aseverado que la sociedad actual se caracteriza por la desigualdad y la expulsión de las personas, por el descarte, que alcanza su máxima expresión cuando afecta a las personas privándolas de un hogar, aunque se ha referido también a quien tiene una vivienda inadecuada, que no reúne las condiciones mínimas.

"Como la abuela de Reus, tenemos en Cuenca cientos de casos a los que se le quiere cortar la luz y no se les corta por Cruz Roja o Cáritas", ha espetado, en relación a la pobreza energética que afecta a "un montón de casas, a muchísimas".

"Cada día estoy firmando de ocho a nueve notificaciones de corte de luz diariamente que se ejecutan sin ningún protocolo. Aquí no se avisa y se la pagamos, o se la cortan", ha dicho, en referencia a una situación a la que hay que unir la de "pobreza oculta, escondida".

A este respecto, ha lamentado que el caso de la mujer fallecida en Reus haya salido a la luz porque ha muerto, preguntándose "cuántos casos hay en donde no salen a la luz porque no hay una catástrofe, no hay una situación límite".

PERSONAS ATENDIDAS

En relación al perfil de las personas atendidas por Cáritas Cuenca, tanto en su albergue de Cuenca capital como en los que tiene en las localidades de Horcajo de Santiago, Iniesta, Motilla del Palancar o Villamayor de Santiago, la técnico María Jesús Culebras ha afirmado que se trata en su mayoría de hombres con edades comprendidas entre los 30 y los 60 años, que proceden de países de la Unión Europea, Magreb, Oriente Próximo o Latinoamérica.

Junto a las 707 siete personas acogidas en su red de albergues, en los que pueden permanecer entre uno y tres días, aunque con excepciones, Cáritas Cuenca también ha acogido este año a 38 personas en su Centro de Atención Residencial San Julián, centro de acogida en el que, según Silvestre Valero, "tienen cabida todas las personas que hay en la calle en Cuenca".

CAMPAÑA

La XXIV edición de la campaña 'Por dignidad. Nadie sin hogar', recuerda que las personas sin hogar son las que no tienen techo, "pero son más cosas", según la responsable de comunicación de Cáritas Cuenca, Maribel de la Osa, quien ha insistido en que el término "sin hogar" hace referencia a personas que carecen de un ámbito relacional, de una red social o familiar, de barrio, comunidad o vecindad. "Por nuestra experiencia, así lo vemos con las personas que tenemos en el albergue y que pasan por aquí", ha continuado.

Asimismo, la campaña "también implica que no tengan acceso a los derechos más básicos, salud protección social, participación", ha indicado, para precisar que la mayoría de atendidos por Cáritas Cuenca "están sin censar" y que "todas esas pautas llevan a no tener tampoco dignidad".

Junto a la visibilización de estas personas, la propuesta denuncia el actual modelo socioeconómico que genera "descarte, expulsión, rechazo y reincide y redunda negativamente en los más pobres y los más pobres de los pobres son precisamente los sin techo".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies