Castilla-La Mancha asegura que sus profesionales sanitarios están muy bien preparados para enfrentarse al virus

Actualizado 07/07/2015 8:22:41 CET

TOLEDO, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, Jesús Galván, ha asegurado que los profesionales sanitarios de la región están "muy bien preparados y perfectamente entrenados" para enfrentarse al virus del Ébola. "Si ocurriera algo, que es prácticamente imposible que ocurra en este momento, en Castilla-La Mancha estamos muy bien preparados", ha afirmado.

En declaraciones a los medios durante su visita al Centro de Salud de Fuensalida (Toledo), Galván ha explicado que ante los casos de infección que se han registrado en África, Castilla-La Mancha ha "refrescado" el conocimiento que tenía de este virus y "ha sacado de la estantería el protocolo para tenerlo cerca".

"Es el mismo (protocolo) que estaba elaborado", ha puntualizado el viceconsejero, quien ha apuntado que la región tiene "los recursos preparados y los profesionales perfectamente entrenados por si ocurriera algo, pero no tiene por qué ocurrir", ha advertido.

MIGUEL PAJARES

Asimismo, Galván ha indicado que el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, lleva trabajando en la repatriación de Miguel Pajares, el religioso toledano infectado por el virus, desde hace muchos días con el objetivo de dar "una solución adecuada a un problema complejo".

Igualmente, ha apuntado que la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, está siguiendo "al detalle" cada uno de los pasos que se están dando en este asunto. "Este es un problema que se está resolviendo solidariamente y que tiene altísima mucha complejidad sanitaria", ha avisado.

De este modo, ha subrayado que "hay que proteger los intereses de la colectividad". "Es un problema típico de salud pública, y hay que proteger los intereses de todos. Hay que proteger a los trabajadores que colaboran en la evacuación y eso no se hace de cualquier manera, por eso el dispositivo que se ha planteado es complejo, de altísima seguridad, con personal muy entrenado, y esto lo aporta fundamentalmente Defensa y unos protocolos", ha recalcado.

"Se lleva trabajando desde hace mucho tiempo en silencio. Es un problema muy complejo que se está resolviendo en el máximo de la solidaridad y en el máximo de la excelencia", ha concluido Galván.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies