Castilla-La Mancha es la primera comunidad en licitación de obra pública en el primer trimestre de 2010, según la Junta

Actualizado 30/05/2010 15:27:00 CET

TOLEDO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Castilla-La Mancha se pone a la cabeza del ranking de licitación de obra pública en España durante el primer trimestre de 2010, periodo en el que licitó más de 266 millones de euros, esto es, 128,4 euros por habitante frente a los 42,4 de la media nacional, según informó la Junta en nota de prensa.

Según estas fuentes, que se apoyan en datos de la patronal del sector de la construcción SEOPAN, las licitación de nuevas obras públicas por parte del Gobierno regional alcanzan la cifra de 128,4 euros por habitante en Castilla-La Mancha, que frente a los 42,4 euros de la media nacional, colocaron a la región durante el primer trimestre de 2010 en el número uno del ranking de las comunidades autónomas que más obra pública han licitado por número de habitantes.

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, valoró este dato como "una buena noticia para el sector de la construcción en Castilla-La Mancha, y para todos los profesionales de este sector y de las industrias auxiliares que tienen una presencia muy importante en esta región y que gozan de una gran capacidad de crear empleo".

Además, añadió, "con estos datos se pone de manifiesto que los compromisos de creación de infraestructuras que forman parte del Pacto por Castilla-La Mancha se están cumpliendo".

En este mismo período, el volumen total de la licitación alcanzó la cifra de 266,9 millones de euros, la segunda en cuanto a esfuerzo total realizado para poner en marcha nuevas obras, edificaciones o infraestructuras públicas de todas España. Esto supone que en Castilla-La Mancha, que representa menos del 5% de la población española, se concentró más 13,5% del total de la licitación de obras de las comunidades autónomas.

En este sentido, según destacan, la licitación de nuevas obras públicas tiene un efecto inmediato sobre la actividad de las empresas de la construcción y, con ello, sobre la capacidad para mantener o generar nuevos puestos de trabajo. Además, señalan que estas licitaciones se convertirán en nuevas infraestructuras que servirán para mejorar la competitividad y para potenciar la capacidad de Castilla-La Mancha para atraer y desarrollar nuevas actividades empresariales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies