Castilla-La Mancha recibió más de 500 millones de euros de inversiones procedentes del exterior entre 1998-2008

Actualizado 24/02/2009 20:05:06 CET

TOLEDO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, estimó hoy que en Castilla-La Mancha se invirtieron más de 500 millones de euros en el periodo 1998-2008 procedentes del exterior, y se han localizado en sectores estratégicos como el de la aeronáutica, renovables, tecnologías y sectores tradicionales como la industria agroalimentaria.

Araújo. que firmó hoy un convenio de colaboración con el consejero delegado de Invest in Spain, Javier Sanz, para la promoción, captación y consolidación de inversiones extranjeras en esta región, explicó que Invest in Spain "ha acumulado una gran experiencia, ha realizado un buen trabajo de promoción de nuestro país y a Castilla-La Mancha le interesa beneficiarse de este buen trabajo".

Como explicó Araújo, la Agencia --que se creó en marzo del año pasado para potenciar y mejorar la imagen de Castilla-La Mancha en el extranjero--, pretende dar a conocer sus atractivos y las ventajas y oportunidades que ofrece como lugar de inversión, pues esta región se encuentra en una posición geográficamente privilegiada, que tiene disponibilidad de suelo y recursos, entre otros.

Según afirmó, gracias a este convenio Invest in Spain se volcará en compartir información con la Agencia de Captación de Inversiones de Castilla-La Mancha. Asimismo, dijo que la Junta se compromete a contribuir a generar una marca potente, que es la marca de España, como un "lugar en el que invertir", ya que "a Castilla-La Mancha no le interesa ir sóla si no asociados a una marca potente".

Por su parte, el consejero delegado de Invest in Spain, Javier Sanz, señaló que la inversión extranjera directa ha sido siempre un elemento fundamental de la economía española. "Hay más de 11.100 empresas extranjeras establecidas en España, más de 1,3 millones de personas que trabajan en empresas de capital extranjero y suponen el 40% de las exportaciones", apuntó.

Se mostró satisfecho por las estimaciones de inversión extranjera directas y recordó que España obtuvo en 2008 una cifra superior a 57.000 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 7,3% en relación a 2007. Este dato, agregó, "es especialmente positivo si tenemos en cuenta que la media de los países desarrollados han tenido una disminución del 22% en los flujos de inversión".