Catorce de las 23 oficinas que la entidad va a cerrar están en la provincia de Toledo, y cuatro en Ciudad Real

Caja
CCM/EP
Actualizado 26/01/2011 14:58:42 CET

TOLEDO, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Catorce de las 23 oficinas que el Banco Caja Castilla La Mancha va a cerrar en su territorio natural en el primer trimestre del año, como consecuencia del proceso de reestructuración enmarcado en la integración en el nuevo banco junto a Cajastur, CAM, Caja Extremadura, y Caja Cantabria, se sitúan en la provincia de Toledo, mientras que otras cuatro se localizan en Ciudad Real, dos en Cuenca, otras dos en Albacete y una en Guadalajara.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Banco Caja Castilla La Mancha, quienes han señalado doce de las 23 oficinas están en las cinco capitales provinciales de la región.

Estos cierres, han precisado dichas fuentes, son fruto del compromiso adquirido por las entidades integrantes del SIP con el Banco de España. Con ellos pretenden optimizar la red comercial, ganar eficacia, y evitar solapamientos para que los servicios no estén sobredimensionados.

CINCO CIERRES EN TOLEDO CAPITAL

En el caso de la provincia de Toledo, de las 14 oficinas que van a cerrar sus puertas, cinco se sitúan en la capital regional, tres en Talavera de la Reina, una en Sonseca, en Illescas, Ocaña, Yuncos, Mora y Alberche del Caudillo.

Así las urbanas afectadas en la capital regional son la 6, situada en la calle Sixto Ramón Pardo; la 16, en la Avenida de Barber; la 19, en el Paseo de la Rosa; la 11, en la Avenida de la Legua, y la 12, sita en la calle Río Boladiez, en Santa María de Benquerencia.

En el caso de la provincia de Ciudad Real, cerrarán las oficinas situadas en el Paseo Carlos Eraña-Residencial Ronda, y la situada en la calle Toledo 53, urbana 7. También se verán afectadas dos oficinas de la provincia situadas en Puertollano y Alcázar de San Juan.

Mientras en Cuenca, las afectadas están situadas en la capital, y se trata de la 14, situada en Joaquín Rodrigo, y la urbana 1 en Fermín Caballero.

Las oficinas que desaparecen en Albacete, son la 2, situada en la Carretera de Madrid, y la 16 situada en la calle Rosario, mientras que la urbana que cerrará en la capital guadalajareña es la Guadalajara 4, sita en la calle Alcarria.

Respecto a los trabajadores de estas oficinas que dejarán de prestar servicio en el primer trimestre de este año, fuentes de la entidad bancaria han explicado que habrá empleados que se acojan a la prejubilación, y otros que serán traslados a otras oficinas, en función de los requisitos establecidos en el acuerdo laboral suscrito por amplia mayoría de la representación sindical en el conjunto de entidades del SIP (CC OO, UGT, CSICA, CSI-CSIF y SICAM).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies