CCAA socialistas celebran la ampliación del plan de hepatitis C pero insisten en una financiación específica

Publicado 21/06/2017 18:19:35CET

MADRID/TOLEDO, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los comunidades autónomas gobernadas por el PSOE han celebrado la ampliación del Plan Nacional de Hepatitis C hasta el año 2020 para poder tratar a todos los pacientes con el virus, incluyendo a los que presentan fibrosis más leves, pero reclaman un fondo específico para poder financiar los nuevos fármacos de última generación.

"Compartimos que el tratamiento pueda llegar a todos los pacientes, pero por eso es importante que se acompañe de fondo de financiación adecuado para que exista equidad en el acceso a medicamentos", ha reclamado la consejera de Salud de Andalucía, Marina Álvarez, en declaraciones a los medios en el transcurso del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS).

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha insistido en que necesitan "fondos específicos" para poder pagar estos fármacos, que han demostrado que pueden acabar con el virus en más del 90 por ciento de los casos, pero asume que si el Ministerio no les ayuda lo tendrán que llevar a cabo "buscando financiación donde no la hay".

La consejera andaluza ha avanzado que en su comunidad habría unos 30.000 pacientes todavía sin diagnóstico ni tratamiento, cuyo coste ascendería a unos 500 millones de aquí a 2020, según ha calculado Álvarez a partir de un estudio epidemiológico que se ha llevado a cabo en Navarra.

Y en el caso de Baleares, sólo para tratar a los 2.000 pacientes F0 y F1 serían necesarios unos 20 millones de euros, ha añadido la consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez, que por ello ha insistido en la necesidad de contar con "financiación adicional".

Asimismo, las comunidades del PSOE han insistido al Ministerio de Sanidad la importancia de negociar con la industria farmacéutica otros precios para estos medicamentos ya que "los actuales son abusivos", ha apostillado la consejera andaluza.

Los tres consejeros han insistido en que la ampliación del plan también debe incluir mejores estrategias de cribado poblacional para detectar a los pacientes aun no diagnosticados, así como una mejor coordinación entre médicos especialistas y de Atención Primaria.

Por otro lado, las tres comunidades han lamentado que en la reunión no se haya hablado de una posible derogación de la reforma sanitaria que el Gobierno aprobó en 2012 ni de un cambio en el sistema de copago farmacéutico, "en especial en el que afecta a los pensionistas", ha apuntado la consejera balear.

Gómez ha confíado en que se avance en resolver el conflicto de la 'prescripción' enfermera y ha recordado que su comunidad y Andalucía han sido las únicas que regularon este tema por sendos decretos que, en el caso de Baleares, se encuentra suspendido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies