CCOO alerta de que los jóvenes y las mujeres de C-LM sufren mayor siniestralidad laboral

Raquel Payo
CCOO
Publicado 23/03/2018 13:59:57CET

Los sectores agrario y servicios son los que tienen una mayor siniestralidad laboral femenina

TOLEDO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Castilla-La Mancha ha presentado este viernes su informe 'La evolución de la siniestralidad laboral en la región desde una perspectiva de edad y género 2014-2017', en el que ha determinado que los trabajadores y trabajadoras jóvenes sufren mayor siniestralidad laboral, mientras que son las mujeres las que sufren más accidentes 'in itinere'.

La secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO en Castilla-La Mancha, Raquel Payo, ha explicado que las mujeres y hombres de hasta 25 años tienen una tasa de siniestralidad laboral que duplica a la de cualquier otro grupo de edad. Esto pone de manifiesto que "la mayor temporalidad, rotación en el empleo, en definitiva una mayor precariedad laboral, aumenta las posibilidades y el riesgo de sufrir accidentes en el trabajo", según ha informado el sindicato en nota de prensa.

En lo que respecta al análisis por género, Payo ha señalado que los accidentes 'in itinere' --al ir o volver al trabajo-- que sufren las mujeres son un "gravísimo problema" en la Comunidad Autónoma, ante lo que CCOO ha demandado "que se adopten medidas".

Las mujeres sufren el 54 por ciento de los accidentes 'in itinere' y el 30 por ciento de los accidentes de este tipo que resultan mortales, porcentajes que desde el sindicato han afirmado que son muy superiores a los que sufren en jornada, que conforman el 26 por ciento sobre el total y apenas el 4 por ciento de mortales. Esta mayor siniestralidad laboral de las mujeres es consecuencia en muchos casos de que se les hagan "microcontratos" por los que "tienen que desplazarse a dos ó tres centros de trabajo para completar una jornada laboral".

AGRARIO Y SERVICIOS, LOS SECTORES CON MAYOR SINIESTRALIDAD EN MUJERES

Además, desde 2013 el número de partes comunicados con baja por enfermedad profesional, las grandes olvidadas, es superior en mujeres en términos absolutos con respecto a los hombres. "Tenemos menos mujeres que hombres trabajando, pero más mujeres que hombres enfermando en los centros de trabajo", ha advertido Payo, quien ha denunciado un "importante infraregistro de enfermedades profesionales en Castilla-La Mancha comparándolo con otras comunidades autónomas".

Ante esta realidad, CCOO de Castilla-La Mancha ha reclamado "incorporar la variable de género en la evaluación de riesgos laborales y en la gestión preventiva en la empresa", apuntando que esto "es fundamental para lograr disminuir los accidentes laborales de las mujeres". En este sentido, Payo ha dicho que "el tamaño de los equipos de prevención, la altura de las mesas en empresas como la logística o los valores límite de exposición a sustancias tóxicas se hacen teniendo en cuenta patrones masculinos".

El sindicato ha denunciado también que entre 2014 y 2017 se ha producido una regresión tanto en materia de seguridad y salud laboral como en condiciones de trabajo y esto ha repercutido en el aumento de la siniestralidad laboral, que en este periodo ha crecido un 18 por ciento.

De esta forma, durante al año pasado hubo un total de 23.818 accidentes laborales en Castilla-La Mancha, 37 mortales, 180 graves y 23.601 leves. Con ello, Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma con mayor siniestralidad laboral y Guadalajara la provincia española con peores datos.