La central nuclear de Trillo cerró 2016 produciendo 8.552 gigawatios a la hora

Trillo
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2017 14:25:49 CET

GUADALAJARA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La central nuclear de Trillo cerró el ejercicio de 2016 con una producción bruta total de 8.552,9 gigawatios, el cuarto mejor registro desde que se puso en marcha en 1989, después de que el balance del segundo semestre del año elevara la producción hasta los 4.685,7 gigawatios, 300 más que el saldo de la primera mitad de 2016.

Así lo ha puesto de manifiesto este martes el director de la central nuclear alcarreña, Aquilino Rodríguez, quien en la tradicional rueda de prensa anual para dar cuenta del Informe Semestral ha celebrado que la instalación haya funcionado durante todo el 2016 "como en sus mejores tiempos".

Tras detallar que a lo largo del año hubo tres momentos concretos de reducción de potencia al 65% a petición del despacho de cargas, ha recordado que en el mes de mayo se llevó a cabo la última recarga de combustible, poniendo el acento en que se realizó en 27 horas menos de lo previsto.

Además, la central sigue sin registrar ninguna parada automática del reactor por décimo año consecutivo, "ni siquiera paradas de turbina", tal y como ha subrayado.

LA PRÓXIMA PARADA, EL 5 DE MAYO

Aquilino Rodríguez ha avanzado que la próxima parada para recarga de combustible, que será la decimonovena de su historia, tendrá lugar el 5 de mayo, y durante un mes dejará sin actividad la instalación.

Se trata de una parada "bastante normal", si bien ha adelantado que en el año 2018 la parada será "más especial", de las que se realizan una vez cada diez años.

La próxima parada contará con 40 empresas especializadas en trabajos de recarga y unas mil personas trabajando adicionales a la plantilla. "Vamos a hacer actividades significativas de las que se hacen todos los años como cambiar elementos combustibles, 40 en total, lo que representa una cuarta parte de los elementos combustibles", ha detallado.

Como actividades más significativas durante la próxima parada, Aquilino Rodríguez ha señalado que se realizarán pruebas de presión del recinto de contención, algo que se hace cada ocho años, fase en la que se someterá a dicho recinto durante 48 horas para comprobar su estanqueidad.

Además, se revisará la turbina de alta presión, algo que se realiza cada nueve o diez años; y se llevará a cabo una última modificación de diseño significativa, relativa al sistema de Venteo Filtrado de la Contención, que ya ha comenzado para que esté lista antes de que acabe el año.

Otras dos acciones a realizar son la modernización de las sondas de nivel de la vasija del reactor y la renovación de los rectificadores de salvaguardia del tren 4, "dos botones de muestra de que la central, a medida de que va cumpliendo años, se va renovando tecnológicamente", ha explicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies