Cerca de 70 trabajadores de carretera de C-LM se concentran en Fomento para pedir soluciones a sus condiciones laborales

Trabajadores De Carretera. Consejería De Fomento Toledo
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 15:27:20 CET

TOLEDO, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 70 de trabajadores de las brigadas de carreteras de las cinco provincias de Castilla-La Mancha se han concentrado a las puertas de la Consejería de Fomento en Toledo "para pedir una solución a sus condiciones laborales" y para apoyar la Mesa Técnica que tiene lugar este martes en la que se reúnen sindicatos y representantes de esta Consejería.

Ataviados con chalecos amarillos, han coreado lemas como 'Si no hay negociación habrá revolución' y han portado pancartas en las que se podía leer 'Trabajamos la carretera mientras la Cospe nos roba la cartera'.

Nueve agentes de la Policía Nacional han custodiado el edificio de la Consejería y han permitido pasar a los representantes sindicales en el momento en el que iba a comenzar la Mesa Técnica, los cuales han recibida el aplauso y los gritos de apoyo de los compañeros que se quedaban en la concentración.

El responsable de Autonómica de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Toledo, Juan Bautista González, ha señalado en declaraciones a los medios que lo que esperan los trabajadores es "que se negocien las condiciones laborales como el retraso del pago de horas extras y de las indemnizaciones por comida, así como el tiempo del que disponen para acudir a cubrir una emergencia".

En relación a la jornada laboral, Bautista ha indicado que aunque ya se haya impuesto jornada continua para estos trabajadores, que antes la tenían partida, quieren que "esto se aplique de manera racional y eficaz".

Por este motivo, ha pedido "que se respeten y negocien estas condiciones", pues hasta ahora "sólo han asistido a situaciones de falta de información y a imposiciones por parte de la Junta".

El representante de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Toledo ha indicado que detrás de las condiciones que les quiere imponer la Consejería hay "un plan de privatización de estos servicios que desde la Junta quieren ocultar".

Finalmente, ha explicado que estas condiciones afectan a cerca de 500 trabajadores en Castilla-La Mancha --unos 100 por cada provincia--, de los que el 10 por ciento de los puestos pertenecen a mujeres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies