El Círculo Tomás Moro cree que la lucha partidaria no debería centrarse en temas fundamentales como la Ley Electoral

Actualizado 02/11/2007 13:59:58 CET

TOLEDO, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Círculo de Estudios Políticos Tomás Moro opinó hoy que la lucha entre los partidos políticos de Castilla-La Mancha no debería centrarse en temas fundamentales para la sociedad como son la reforma de la Ley Electoral, la figura del Defensor del Pueblo o la reforma de la Sindicatura de Cuentas, sino que deberían intentar acercar posturas para llegar a acuerdos.

Así se pronunció en rueda de prensa el presidente de la asociación, José Manuel Alonso, quien presentó las I Jornadas sobre Instituciones y Democracia en Castilla-La Mancha que tendrán lugar el próximo martes, día 6 de octubre, a las 18.30 horas en el Centro Cívico de Buenavista, en donde se hablará tanto de la reforma de la Ley Electoral como la de Sindicatura de Cuentas, la figura del Defensor del Pueblo, las Cortes regionales o el Ente Público.

Estas jornadas, según comentó Alonso, pretenden ser el inicio de una serie de encuentros que a lo largo del curso político el Círculo de Estudios Políticos Tomás Moro pretende llevar a cabo, para ir analizando la actualidad política, y de las conclusiones que de ellas obtengan las irán entregando a los distintos partidos políticos, así como a las instituciones analizadas.

Entre los ponentes se encuentran el portavoz del portal Hazte Oir.org, Alejandro Campoy; el presidente de la Asociación Río Chico, Carlos Martín-Fuertes; el director de ABC Toledo, Antonio González; y el presidente del Círculo de Estudios Políticos Tomás Moro, José Manuel Alonso.

El presidente del Círculo de Estudios Políticos Tomás Moro dejó claro que la asociación que preside no es un partido político, sino que nace con la pretensión de colaborar en el desarrollo económico y social de Castilla-La Mancha, por ello entre sus fines, se encuentra "el fomento de la participación política", aseguró su presidente.

El Círculo, que encuentra su soporte ideológico en el humanismo cristiano, es un foro que se crea en junio de 2001, como expresión formal de una serie de reuniones mantenidas periódicamente por un grupo de hombres y mujeres, "unidos por un denominador común: el sentido de responsabilidad ciudadana frente a los problemas existentes en la propia Comunidad Autónoma".