COAG estima que el 75% de la producción de uva de C-LM podría haber resultado dañada por las tormentas

Actualizado 22/05/2007 21:57:42 CET

TOLEDO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

COAG-Iniciativa Rural de Castilla-La Mancha mostró hoy su preocupación por los daños ocasionados por las fuertes lluvias, el viento huracanado y el granizo en las principales zonas de viñedo de Castilla La Mancha. En una primera estimación se calcula que alrededor del 75% de la producción de uva podría haber resultado seriamente dañada por las tormentas que han azotado la región durante estos últimos días.

Según indicó la asociación en nota de prensa, los daños parecen de momento más importantes en una ancha franja de alrededor de unos 20 kilómetros de ancho que iría desde Daimiel a Villacañas. En este área los daños al viñedo llegarían hasta el 100% en una buena parte de las plantaciones, habiéndose producido también serios perjuicios al cereal e igualmente al olivar, aunque en este último caso el daño es aún difícil de evaluar.

Además, explica que la situación se agrava aún más porque la implantación del seguro de uva de vinificación es cada año más reducida por lo que muchos agricultores tendrán que hacer frente a las pérdidas de producción sin ningún tipo de contraprestación.

Una de las principales causas de la baja implantación del seguro de uva de vinificación es el alto coste de la prima. A ello, se une la crítica situación por la que atraviesan los viticultores manchegos, que ven como los precios de la uva se mantiene en niveles de hace una década y los costes de producción aumentan cada año.

COAG recuerda que además los destrozos en caminos agrícolas o en sistemas de riego nunca están cubiertos en los seguros agrarios, por lo que todos los daños ocasionados en las infraestructuras de las explotaciones quedarán exentos de compensación económica, aunque el viticultor tenga la producción asegurada.

Ante esta situación, COAG-IR Castilla-La Mancha solicita a Agroseguro que agilice la peritación de daños para que las indemnizaciones lleguen al agricultor cuanto antes.

Igualmente, se ha dirigido a la Consejería de Agricultura para mantener una reunión con carácter de urgencia al efecto de estudiar el alcance de los daños y estudiar la posibilidad de orquestar ayudas extraordinarias para aquellos agricultores y cooperativas de las zonas afectadas que hayan visto seriamente dañada su producción para esta campaña o, en el caso de la uva, incluso para las sucesivas campañas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies