El Colegio de Médicos de Albacete forma en maniobras cardiacas a 200 alumnos del IES Amparo Sanz de Albacete

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El Colegio de Médicos de Albacete forma en maniobras cardiacas a 200 alumnos del IES Amparo Sanz de Albacete

RCP
EUROPA PRESS
Publicado 08/11/2016 18:41:34CET

ALBACETE, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 200 alumnos de 3º y 4º de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de 1º de Bachillerato del Instituto Amparo Sanz de Albacete han asistido durante la mañana de este martes a unas charlas sobre reanimación cardiopulmonar básica, RCP-B, organizadas por el Colegio Oficial de Médicos de Albacete.

Se trata, ha dicho Jesús Sánchez García, médico del 112 encargado de impartirlas, de ofrecer unas nociones básicas sobre cómo actuar ante una eventual parada cardiorrespiratoria, con respuestas "muy sencillas" que "todos podemos realizar para salvar vidas".

Las charlas, de una hora de duración, son muy didácticas y resultan de gran interés para los participantes puesto que, acompañando al doctor Sánchez García, está un maniquí sobre el que realiza las sencillas maniobras.

El doctor Sánchez ha explicado a los alumnos que la muerte súbita tiene un origen cardíaco en el 90% de los casos y consiste en una muerte inesperada, que se produce en una persona con o sin enfermedad previa conocida.

Los paros cardíacos extrahospitalarios son un problema de primera magnitud para la salud pública, estimándose que cada año se producen en España más de 24.500, lo que equivale a una media de un paro cardíaco cada 20 minutos, ocasionando 4 veces más muertes que los accidentes de tráfico.

POR CADA MINUTO DE RETRASO DISMINUYE UN 10% LA SUPERVIVIENCIA

El 60 por ciento de los paros cardíacos se producen en presencia de testigos, y el 40 por ciento no son presenciados. La gran mayoría se producen en el domicilio y en espacios públicos. Es por ello que es imprescindible iniciar las maniobras de RCP-B lo más precozmente posible para poder contribuir positivamente a la supervivencia de la víctima. De hecho, por cada minuto de retraso disminuyen en un 10% dichas posibilidades de supervivencia.

Pasados 10 minutos, los intentos de reanimación no suelen tener éxito si no se ha hecho nada antes. Una RCP-B realizada por un testigo puede duplicar o triplicar las posibilidades de supervivencia de las víctimas de parada cardíaca cuando tras esas maniobras iniciales se hace cargo del paciente un equipo de emergencias sanitarias.

Según el facultativo, los últimos protocolos desaconsejan ir más allá del masaje cardiaco cuando el que lleva a cabo la RCP es una persona de la calle sin instrumental.

LOS BEE GEES CONTRA EL PARO CARDIACO

De ahí que, con el muñeco de prácticas, el doctor Sánchez ha explicado que la reanimación debe ser enérgica, de 100 compresiones por minuto, realizadas de forma contundente y, aunque las circunstancias no estén para bandas sonoras, la clave para no fallar --demostrada por médicos estadounidenses-- está en dar el masaje al ritmo de los Bee Gees, concretamente de la canción Stayin' Alive, con la que este profesional ha ensayado en sus tiempo de estudiante.

En sólo una hora, los estudiantes aprenden la importancia de que el corazón bombee sangre que lleve oxígeno a un cerebro que, de lo contrario, perdería millones de neuronas por minuto.

En este Instituto de Albacete, la reanimación ha sido una clase más, de la que han tenido que tomar buena nota para luego explicar y demostrar lo aprendido a sus tutores.

Las próximas charlas se celebrarán en el IES Parque Lineal y en el colegio concertado Santo Ángel. Todos los institutos pueden tener esta formación complementaria concertándolas a través del Colegio Oficial de Médicos. Las charlas no suponen coste alguno ni para los institutos ni para los alumnos puesto que están financiadas al cien por cien por la institución colegial albaceteña.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies