Comienza la segmentación de la tapa de la vasija del reactor de Zorita

Actualizado 25/01/2014 11:50:37 CET
CENTRAL NUCLEAR JOSÉ CABRERA, ZORITA
Foto: EUROPA PRESS

GUADALAJARA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La central nuclear de Almonacid de Zorita (Guadalajara) afronta en estos momentos uno de los hitos más importantes del proceso de desmantelamiento de la planta, el inicio de la segmentación de la tapa de la vasija de su reactor, trabajos que se realizan bajo agua, en el antiguo foso de combustible gastado.

   "Estamos ante uno de los hitos más importantes del desmantelamiento de la central nuclear José Cabrera", ha señalado el director de este proceso de desmantelamiento de la central, Manuel Rodríguez, en una entrevista a Europa Press al ser preguntado sobre el nivel de complicado de la tarea que se acaba de iniciar.

   Para llevar a cabo estos trabajos se están utilizando herramientas mecánicas "tele-operadas", y según ha señalado Rodríguez, por el momento "evolucionan de acuerdo con la programación establecida". Se ha empezado con la tapa pero la previsión es que dentro de unos meses se extraiga la vasija y se proceda también a su segmentación bajo agua.

   En principio, y si los plazos siguen al ritmo actual, la intención es que los trabajos de corte de toda la vasija del reactor de Zorita finalicen a principios de 2015. Según el responsable del desmantelamiento, "la experiencia adquirida tras el corte de los internos del reactor es muy importante, dado que la metodología es muy similar".

   "En el caso de la vasija, estamos hablando de un componente de unas dimensiones importantes (casi siete metros y medio de alto por algo más de tres metros y medio de diámetro). Los procedimientos están establecidos para que estos trabajos se desarrollen con total normalidad", ha precisado.

   Una vez que concluyan todos los trabajos de segmentación se procederá a la descontaminación y demolición de edificios, esta tarea está contemplada, previsiblemente, para el segundo semestre de 2015. El desmantelamiento de la central nuclear 'José Cabrera' ha superado su ecuador y la intención es que los trabajos queden concluidos a finales de 2016 si continúan al ritmo actual.

   En el proceso de desmantelamiento de la primera central que comenzó a funcionar en España trabajan en la actualidad unos 260 empleados; la  inversión total a fecha de hoy se podría cuantificar en unos 160 millones de euros. Una vez que concluyan los trabajos, la empresa nacional de residuos radiactivos ENRESA devolverá el emplazamiento a Gas Natural Fenosa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies