La Comisión de Seguimiento del cierre de Zorita se reunió hoy en Almonacid (Guadalajara)

Actualizado 11/05/2006 21:06:01 CET

GUADALAJARA, 11 May. (EUROPA PRESS)

El delegado de la Junta en Guadalajara, Fernando Marchán, explicó hoy la filosofía del Plan de Desarrollo para la zona de influencia de la central nuclear 'José Cabrera' de Almonacid de Zorita, e hizo hincapié en la necesaria corresponsabilidad de los sectores públicos y privados para conseguir un desarrollo integral para la zona.

Marchán hizo una valoración de las nuevas oportunidades de desarrollo que se abren para la comarca de Zorita una vez que, cerrada la central, se pone en marcha el Plan de de Desarrollo para la zona de influencia de la central 'José Cabrera', con motivo de la IV Comisión Local de Información y Seguimiento del Programa de Cierre y Posterior Desmantelamiento de la central, que se celebró en Almonacid de Zorita, informó la Junta.

El delegado de la Junta destacó el momento histórico para la zona tras el cierre y se refirió al trabajo previo a la clausura de la central que se ha llevado a cabo durante varios meses entre el Gobierno regional y los sectores implicados para sentar las bases del desarrollo para la comarca.

Fruto de este trabajo es el Pacto por el Desarrollo de la Zona que fue firmado, el pasado 15 de marzo, por 26 ayuntamientos de la zona, las Diputaciones de Cuenca y Guadalajara, Ceoe-Cepyme, UGT, CC.OO., Enresa, y los Gobiernos central y regional, desde el convencimiento de que el Plan de Desarrollo es un instrumento para revitalizar una comarca que hasta ahora ha estado condicionada por la actividad nuclear.

"Conseguir el bienestar social general de la zona" es el objetivo último del Plan, lo que según el delegado, se pretende lograr por un lado, ofreciendo posibilidades económicas a los habitantes de la zona, al tiempo que se intenta atraer población y por otra parte, incrementando la renta de los mismos.

PLAN AMBICIOSO.

Para conseguir ese objetivo, nace este Plan de Desarrollo, que el responsable de la Junta en la provincia definió como "ambicioso" en todos los sentidos, ya que a la dotación económica hay que agregar su proyección temporal, ya que es un Plan con una vigencia de 10 años, su proyección comarcal, lejos de localismos y su amplitud de proyectos.

Marchán destacó que los firmantes del pacto asumen un compromiso con los objetivos que en él se establecen y ha destacado la necesidad de que la iniciativa privada se implique en este desarrollo.

En este sentido, el delegado recordó los compromisos económicos que asume el Gobierno regional para incentivar la inversión empresarial, que pasan por una financiación mínima de dos millones de euros al año, más un incremento del 20 por ciento en el porcentaje de ayudas en las distintas órdenes de subvención para proyectos empresariales.

El Plan refleja 35 actuaciones que se dividen en cuatro grandes epígrafes: economía y sectores productivos; infraestructuras y servicios públicos; cultura y energía y medio amiente. En cada uno de los sectores se contemplan diversos proyectos, a los que se ha referido Marchán durante su intervención y que en todos los casos están destinados a potenciar el desarrollo de la comarca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies