La conquense Soco Cordente continúa explorando intimidades en su segundo libro 'Egos'

Soco Cordente
EUROPA PRESS
Actualizado 18/03/2018 14:39:07 CET

CUENCA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Soco Cordente (Cuenca, 1985) continúa con su nuevo libro adentrándose en la parte más íntima de sus lectores a través de análisis de lo que todo tienen, algunos conocen, pocos aceptan y nadie discute, como son los distintos egos que conforman cada una de las personalidades que pueblan el mundo.

En 'Egos' (Círculo Rojo, 2017), Cordente retoma el hilo de 'Encuentros entre notas Discordantes' (Círculo Rojo, 2016) para explorar el ego como mecanismo de defensa, y galopando entre personajes que ostentan todo tipo de rasgos, cada uno con su particularidad, pone encima de la mesa un escrutinio general que a su vez puede ser el espejo subjetivo donde cualquier lector puede sumergirse y sentirse identificado, al menos en alguno de sus extremos.

Según la sinopsis de la propia editorial, el ego "habita en nosotros, pero no lo tenemos en cuenta; no lo escuchamos como se merece; es el protagonista de nuestros errores y nunca lo elogiamos en nuestros logros, pero está ahí".

"'Egos' es una obra que nos hace reflexionar para no subestimar esta parte tan íntima de nuestra personalidad, y hace un recorrido muy amplio de cómo nuestro ego se convierte en nuestro mayor aliado o, por el contrario, en el enemigo más atemorizador al que nos tenemos que enfrentar en algunas ocasiones", asegura Círculo Rojo, quien habla de esta obra como "un baile de situaciones que ponen al límite nuestro equilibrio emocional y nuestra capacidad de reacción. Se trata de una obra impactante, repleta de vivencias que ponen a flor de piel nuestro interior, y con la ayuda de estos personajes y sus experiencias podremos recapacitar sobre lo que nos rodea".

"¿Os habéis planteado cómo sería una vida sin orgullo, prejuicios y sin egos? Es imposible hacerlo porque estos detalles son los que marcan nuestra vida cotidiana, comportamiento y destino. Esta obra relata situaciones en las que una determinación exacta lo es todo y, en ocasiones, se deberían dejar a un lado las máscaras que nos ponemos ante la sociedad para reflexionar sobre las decisiones que tomamos", completa el análisis de estas 92 páginas la editorial.

"TENDEMOS A BUSCAR LA SUPERVIVENCIA"

En entrevista con Europa Press, Soco Cordente asegura que el ser humano, como animal que es, "tiende a buscar la supervivencia", y muchas de sus heridas sin cicatrizar "son producidas por el ego y por el desconocimiento de que, en mayor o menor grado y de una u otra forma, habita en todos nosotros sin excepción".

En su opinión, "conforme pasan los años, si esa parte de nosotros no la identificamos, las heridas se harán más grandes". "Sin lugar a dudas, el ego es señal de debilidad porque nos limita".

La autora considera que es más fácil acostumbrarse a los mecanismos propios de defensa de cada uno por es costumbre a lo fácil y a "hacer las cosas porque siempre las hemos hecho así, sin pararnos a pensar la razón por la que hacemos lo que hacemos o por la que decimos lo que decimos".

Como receta, invita a cada uno a "conocerse, a reflexionar, en definitiva, a realizar necesarios ejercicios de introspección".

Los mecanismos de defensa se convierten "casi en imprescindibles cuando todavía no sabemos quiénes somos o porqué recurrimos a ellos". "En el fondo son una máscara más que nos ponemos en el mayor de los casos, de manera inconsciente, ante la sociedad".

LA EVOLUCIÓN DE LA PLUMA Y LA MADUREZ DEL "APRENDIZAJE CONTINUO"

Soco Cordente se adentra por segunda vez a la ventana interior de cualquier lector tras 'Encuentros Entre Notas Discordantes', pero deja claro que en su primera obra "existen historias mucho más duras que en 'Egos', y aunque los personajes desprenden un aura de positividad, las emociones y el sentimentalismo están a flor de piel y las historias están escritas con mucha sensibilidad".

En 'Egos', por contra, "no existe el dramatismo, son más bien historias cotidianas, menos intensas, pero paradójicamente los personajes están cansados, hastiados, hay muchas ganas de romper con todo y mucho sarcasmo".

La diferencia y evolución de la pluma entre una y otra obra la tiene clara: "En el primer libro está más patente mi parte idealista y en el segundo la realista". "Respecto a la evolución, al releer ambos libros, noto que en 'Egos' ha desaparecido bastante ese toque de autora novel, de principiante, ni qué decir tiene que esto no ha sido por arte de magia sino de trabajo constante y de no perder las ganas de un aprendizaje continuo".

MÁS OBSERVACIÓN, MENOS BIOGRAFÍA Y PRINCIPIOS ÉTICOS "MUY CLAROS"

Cordente reconoce que no hay mucho de biográfico en 'Egos', y en el proceso de creación las musas se han servido de su faceta "más observadora". "Aunque sin quererlo, encuentro rasgos míos en personajes, maneras de pensar, de expresarme en la vida real... Creo que a veces es inevitable y más si cabe en el terreno de la no ficción".

Su forma de escribir, "anárquica y desorganizada" hasta que logra "poner orden", no sigue un patrón establecido. "Hay relatos de los que tal y como los escribo, aunque haya que pulirlos un poco, me enamoro de su anarquía, espontaneidad y de ese '¡Eureka!' difícil de encontrar".

Sobre el contenido, ha defendido que la mayoría de relatos, aunque pueden dar la "sensación de derrota", tienen "unos principios éticos y morales muy claros que cuando se asoman a la ventana y ven una parte de la sociedad ven una batalla perdida". "Pero quien se anime a leer el libro completo, descubrirá que hay batallas que se ganan de la manera más simple que podamos imaginar".

Ahora toca preparar nueva gira para presentar este segundo libro, ruta que le hará pasar por Sevilla, Madrid y por Barcelona el día de Sant Jordi, antes de prepararse para la creación futura. "Ahora estoy centrada en exponer buenas presentaciones e ir con la maleta llena de libros. Va a ser una primavera interesante", ha apuntado recordando que en su Facebook, Soco Cordente Autora, estará toda la información al respecto.

"NUNCA TE LLEGAS A CREER CIERTAS COSAS"

'Egos' sigue la estela de 'Encuentros Entre Notas Discordantes' y está teniendo gran acogida, incluso más allá de las fronteras españolas.

"Lo más fascinante es que con 'Egos' ha ocurrido y sigue ocurriendo lo mismo, no deja de sorprenderme la fidelidad, por ejemplo, del público latinoamericano. Todo esto lo vivo como una continua sorpresa, nunca te llegas a creer ciertas cosas del todo y más de una vez he tenido que pellizcarme, pero el ego está en su sitio".

"Soy realista en ese sentido, disfruto y aprovecho los frutos del trabajo, del ahora. Hoy las cosas van muy bien pero, ¿mañana? Nunca se sabe, el día de mañana puede que mis libros estén sujetando mesas que cojean y nadie se acuerde de mi nombre. Soy muy consciente de ello. Por eso el ego lo mantengo a raya", ha finalizado.