La consejera de Empleo augura malas cifras en la Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2011

Paula Fernández
EP/JCCM
Actualizado 28/04/2011 18:37:44 CET

CUENCA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Empleo, Igualdad y Juventud, Paula Fernández, ha augurado que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que se publicarán este viernes serán malos, a pesar de lo cual ha confiado en que el desempleo deje de crecer en verano.

A preguntas de los medios en Cuenca, Fernández ha señalado que no habrá sorpresas con los datos de la EPA, después del mal comportamiento del paro en los últimos tres meses. Sin embargo, ha matizado que la población activa crece en Castilla-La Mancha por encima de la media nacional, y la destrucción de empleo es menor.

La consejera ha adelantado que no tienen una previsión de cifras, pero que esperan que los malos resultados del primer trimestre se vean frenados en los próximos meses.

"Hemos tenido tres meses en los que el comportamiento del desempleo no ha sido bueno aunque ha sido mucho mejor que en 2010 y 2009; se confirma la tendencia de un crecimiento cada vez más pequeño hasta llegar al crecimiento cero que sería en junio o julio, pero la EPA no deja de ser una encuesta que recoge los resultados de un trimestre y los resultados van a ser malos", ha indicado.

Asimismo, Paula Fernández ha acusado al Partido Popular de avanzar alegremente malos datos. Según afirma, parece que la oposición disfruta cuando las cosas van mal, para intentar gobernar en Castilla-La Mancha.

SEGURIDAD LABORAL

De otro lado, la consejera, coincidiendo con el Día de la Salud y la Seguridad Laboral en el Trabajo, ha anunciado que la Consejería va a incrementar en 1.800 las inspecciones de trabajo en Castilla-La Mancha respecto al año anterior. Ha asegurado que habrá "tolerancia cero" con los que no respeten la normativa de salud laboral.

Fernández ha afirmado que Castilla-La Mancha está en el buen camino, porque el índice de accidentes --el número de siniestros por cada 100.000 habitantes-- se ha reducido en un 50% en los últimos tres años.

La consejera ha rechazado así que los accidentes disminuyan porque hay menos trabajadores, como afirmaba esta semana Comisiones Obreras, sino porque se está trabajando bien.

En esta línea, ha asegurado que habrá más inspecciones que el año pasado para sancionar a los incumplidores. "Vamos a ser muy duros en las sanciones y en las inspecciones; se va a incrementar el número de inspecciones en más de 1.800 respecto a las que se hicieron el año pasado porque el planteamiento del Gobierno es 'tolerancia cero' con los incumplidores", ha afirmado.