El Consejo de Farmacéuticos pide que se eliminen las boticas en municipios de C-LM que tengan menos de 500 habitantes

farmacia
EP/COLEGIO FARMACÉUTICOS C-LM
Actualizado 28/12/2010 14:57:19 CET

TOLEDO, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha (COFCAM) ha pedido que se modifique la ley para que no haya boticas en municipios de menos de 500 habitantes, pues por debajo de esta ratio la oficina de farmacia "no es rentable".

En nota de prensa el colegio ha indicado que el 98,5% de la población en Castilla-La Mancha cuentan con una oficina de farmacia en su municipio, existiendo una gran variabilidad de la cobertura de asistencia farmacéutica en las diferentes provincias, según se desprende del Estudio de las realizado por la consultora Antares para el Consejo Regional de Farmacéuticos.

Este estudio, que analiza la situación económica del sector y las guardias en el medio rural, ha sido presentado al consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, con el ánimo de plantear iniciativas de mejora, y de que se haga una reordenación más "racional" del mapa farmacéutico, a fin de que se acomode el servicio de urgencia en función de las necesidades reales.

Según dicho estudio, a fecha del 30 de agosto de 2010, Castilla-La Mancha cuenta con 1.252 oficinas de farmacia, situándose su media de habitantes por oficina de farmacia en 1.672, en la parte de abajo en el ranking nacional.

Este estudio revela además como más del 23,5 por ciento de las farmacias de Castilla-La Mancha, o sea una de cada cuatro, están en municipios por debajo de los mil habitantes. "Y se da la circunstancia específica en la provincia de Cuenca de que 97 de las 181 farmacias totales, o sea más del 54%, se hallan en municipios por debajo de mil habitantes, es decir en pueblos que van perdiendo población lo que complica la rentabilidad de esas boticas, mucho más tras las medidas del gobierno".

Así, un total de 137 oficinas de farmacias repartidas por la comunidad castellano-manchega, están ubicadas en municipios inferiores a 500 habitantes, es decir el 11% del total, lo que implica muchas dificultades de rentabilizar el negocio, apuntan desde el colegio.

Por provincias, en Albacete, existen 18 municipios con menos de 500 habitantes que tienen oficina de farmacia. En Ciudad Real, son 16 mientras que en la provincia de Toledo son 44. En la parte más rural, Cuenca cuenta con 54 lo que supone un 33% mientras en Guadalajara son un total de 23 lo que supone más de un 15%.

Este estudio también ha puesto de manifiesto que en Castilla-La Mancha existen otras 156 farmacias en municipios de población entre los quinientos y los mil habitantes, o sea un 12,5% del total.

"Obviamente la rentabilidad de esas farmacias es imposible, nula y es probable que desaparezcan en los próximos años si no se las ayuda. Por eso sería muy importante que se modificara la Ley, y no hubiera oficinas de farmacia en municipios por debajo de los 500 habitantes, si queremos garantizar la supervivencia de las farmacias ofreciendo el servicio farmacéutico a municipios menores mediante botiquines atendidos por la farmacia más próxima", han concluido desde el colegio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies