El Consorcio de Extinción y Prevención de Incendios de Toledo asumirá la gestión del Parque de Bomberos de Ocaña

Actualizado 17/12/2013 22:41:12 CET

TOLEDO, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consorcio de Extinción y Prevención de Incendios de la provincia de Toledo (CPEIS), Emilio Bravo, confirma el inicio de las negociaciones del Organismo y de la Diputación de Toledo con el Ayuntamiento de Ocaña, y con su alcaldesa, María de los Remedios Gordo, para desbloquear el cierre del Parque de Bomberos de la localidad, de competencia municipal, para asegurar su permanencia.

La colaboración que podría establecerse pasaría por la ayuda económica que prestaría el Consorcio Provincial de Bomberos al Ayuntamiento de Ocaña para el mantenimiento del servicio, teniendo en cuenta que las instalaciones y la plantilla actual seguirían dependiendo administrativamente de la Corporación municipal, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

De este modo, y tras conversaciones directas de Arturo García-Tizón y Emilio Bravo con la alcaldesa de Ocaña se propone una solución a un asunto que preocupaba a la población de la comarca de Ocaña, a la alcaldesa y todo su Equipo de Gobierno, por lo que supondría el cierre para la pérdida de empleos de los profesionales del Parque y la seguridad general.

En esta decisión ha primado, igualmente, la sensibilidad del presidente del Consorcio de Prevención y Extinción de Incendios, que tras reunirse con los técnicos del mismo, había determinado la conveniencia de dar una solución eficaz al Parque de Ocaña para reducir el tiempo de respuesta y los esfuerzos económicos y personales que tendría que realizar el Parque de Villacañas si se hubiese confirmado su clausura definitiva.

Tanto desde la Diputación de Toledo como desde el Consorcio Provincial se empieza a trabajar de inmediato en los detalles del acuerdo final, teniendo muy en cuenta que se trataría de una colaboración en la que el Consorcio asegura la permanencia del Parque de Ocaña, pero asumiendo sólo la gestión del servicio, para prestarlo con la mayor eficacia al conjunto de ciudadanos que se verían afectados por su cierre definitivo.

Desde el Consorcio se valora la solución encontrada, pues en la coyuntura económica actual no resultaba posible construir un nuevo Parque, que conllevaría el coste de las instalaciones y la apertura de una Oferta Pública de Empleo, algo que la Institución no puede asumir en estos momentos.

El presidente del Consorcio de Prevención y Extinción de Incendios de la provincia de Toledo, Emilio Bravo, espera que el Partido Socialista demuestre altura de miras y se sume a un acuerdo que pone fin a días de gran incertidumbre y preocupación para la población, el Ayuntamiento y los trabajadores del Parque de Bomberos de Ocaña.

La solución definitiva quedará plasmada en el correspondiente acuerdo en los primeros meses del año 2014, cuando se reúna la Junta General del Consorcio para proceder a su necesaria aprobación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies