Consumo recomienda a los castellano-manchegos que en Navidad compren con "coherencia y responsabilidad"

Actualizado 07/11/2008 13:20:16 CET

TOLEDO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director del Instituto de Consumo de Castilla-La Mancha, Jesús Montalvo, que confirmó hoy que ya no se consume "tan alegremente", quiso lanzar un recomendación a los consumidores de cara a la campaña de Navidad para que compren con "coherencia y responsabilidad", y sobre todo en consonancia con sus posibilidades económicas.

Así se pronunció el responsable del Instituto de Consumo en Castilla-La Mancha, a preguntas de los medios, durante la presentación de portal de consumo para empresarios, que realizó junto con el secretario general de CECAM CEOE-CEPYME, Félix Peinado.

Montalvo señaló que aunque no disponen de ningún estudio ni parámetros que cuantifiquen de manera exacta ese descenso en la región, sí hay publicaciones nacionales que desvelan que ya no se compra "tan alegremente, ni se utiliza tanto la tarjeta de crédito a la hora de pagar, y sobre todo, que se ha disparado la demanda de marcas blancas".

Por su parte, el secretario de CECAM aseveró esa retracción del consumo es constatable desde hace meses, sobre todo en la compra de vivienda, "porque no hay demanda ninguna", en la adquisición de vehículos, en el comercio y en la hostelería. La falta de liquidez bancaria, la alta tasa de desempleo, y la incertidumbre de futuro que tienen muchas familias o personas, "hacen que la gente viva más al día", dijo Peinado.

No obstante, el responsable de la patronal castellano-manchega defendió que la esperanza de que tanto la campaña navideña como la de rebajas vaya a funcionar como un revulsivo del consumo es más una ilusión que una convicción real de que vaya a ser así, y por ello defendió que "habrá que ajustarse a la realidad y capear al temporal".

"Siendo muy optimistas por lo menos hasta a finales de 2009 no vamos a ver salida", dijo Peinado, que señaló que la conjunción de una crisis energética, otra financiera y otra de consumo, ha sido la combinación perfecta que ha desembocado en la actual situación.

Se mostró confiado en que quizás la reducción de los tipos de interés incentive el consumo, como pretende el Banco Central Europeo, aunque desesperanzado con alta tasa de desempleo alcanzada, porque viendo la estadística actual, y lo que se avecina hasta por lo menos finales de 2009 "no se qué cuota vamos a llegar a alcanzar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies