CSI-F no firmarán el preacuerdo alcanzado con Teletech Toledo debido a discrepancias en el texto final

Actualizado 18/08/2009 17:45:06 CET

TOLEDO, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los delegados de CSI-F en la empresa Teletech Toledo anunciaron hoy que el preacuerdo que tendría que ratificarse mañana entre los sindicatos representados en el Comité de Empresa y la dirección queda en suspenso hasta tanto en cuanto no se resuelva la interpretación del punto relativo a la variación de las franjas horarias.

El sindicato, según informa en un comunicado, criticó las "intenciones ambiguas" de la empresa por la interpretación unilateral de la parte del texto acordado el pasado viernes relativo a las franjas horarias, pues en su redacción actual supera el 15% acordado como máximo y tiene un aspecto claramente acumulativo hasta poder acabar afectando a la totalidad de la plantilla.

CSI-F lamentó que "los sindicatos se encuentran ahora, horas antes de la firma definitiva del acuerdo, con que la interpretación de ese punto por parte de la empresa fija una modificación de las franjas horarias cada mes, con lo que el porcentaje aprobado se vería incrementado cada 30 días, hasta alcanzar a toda la plantilla, algo que no puede ser aceptado por CSI-F, pues supondría la pérdida definitiva de un derecho laboral consolidado".

A su juicio, "la nueva situación viene a generar malos presagios en las negociaciones por la viabilidad de la empresa y la readmisión de los 168 trabajadores percibidos de despidos, que de no mediar una solución rápida se harán efectivos pasado mañana, 20 de agosto".

CSI-F entiende que "no son aceptables" las condiciones "numantinas" de la empresa, pues "vulneran gravemente" los derechos de los trabajadores, que pueden "sacrificarse" por el mantenimiento de los puestos de trabajo, "pero no humillarse ante las exigencias impuestas desde la dirección, que parece pretender dinamitar cualquier acuerdo y continuar con su política de destrucción de empleo e incluso cierre definitivo del Centro de Teletech en Toledo".

En cualquier caso, desde CSI-F "se agotarán todas las vías de diálogo y se aprovechará cada minuto para informar a los trabajadores e intentar reconducir la situación hacia una solución que cada vez parece más alejada e imposible de lograrse, en base a la intransigente postura de los gestores de Teletech en Toledo".