Cuatro detenidos en Albacete por modificar contratos de luz

Actualizado 17/12/2013 22:40:54 CET

ALBACETE, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Comisaría de Albacete han detenidos a cuatro personas, tres hombres y una mujer, como presuntos autores de un delito de estafa y falsedad documental, puesto que se dedicaban a la contratación y subrogación de servicios y suministro de fluido eléctrico sin el consentimiento ni autorización de los usuarios afectados, que podrían ser más de un millar.

   Los detenidos, identificados como F.J.R.I. de 31 años, al que además se le imputa un delito contra los derechos de los trabajadores, K.J.M.O. de 20 años, Y.N.M.O. de 21 años, y J.M.F. de 24 años, trabajaban como agentes comerciales para una subcontrata de la empresa Iberdrola con sede en Alicante, tal y como ha informado en nota de prensa la Delegación del Gobierno.

   Los hechos se conocieron cuando a finales de octubre de este año se recibieron denuncias de varios vecinos de la capital sobre alteraciones en sus contratos con sus respectivas empresas suministradoras de fluido eléctrico, destacando el cambio de titularidad o la contratación de otros servicios sin su conocimiento y coincidiendo con la visita a sus domicilios días atrás de agentes comerciales de este sector.

   La investigación ha revelado una serie de prácticas fraudulentas relacionadas con la contratación y/o subrogación en contratos relacionados con suministro eléctrico mediante la falsificación o modificación de los oportunos contratos al margen de los usuarios o titulares afectados.

POSEÍAN UNA RELACIÓN DE USUARIOS

   Asimismo, se pudo averiguar la identidad de los agentes comerciales visitadores que han sido reconocidos por los afectados acreditando así su autoría en las falsedades documentales y estafas, por lo que se procedió a su detención.

   Sobre el modo de actuar de los agentes comerciales, se ha conocido que contaban con una relación de usuarios que les había sido facilitado por la empresa para la que trabajaban y que utilizaban para realizar las visitas domiciliarias.

   Estas visitas consistían en convencer o persuadir a los usuarios visitados para que subrogasen sus contratos o ampliaran los servicios que recibían. Con independencia del resultado de la entrevista, los arrestados posteriormente modificaban el contenido de los contratos de estos consumidores mediante la redacción de uno nuevo cuyo objeto no había sido consensuado con el usuario afectado.

   De esta manera, los usuarios de cierta antigüedad, repentinamente, dejaron de recibir correspondencia de la empresa que les suministra su electricidad, a la vez que, sorprendentemente, otros vecinos del mismo inmueble fueran los destinatarios de las cartas comerciales que inesperadamente les anunciaba de la titularidad del suministro energético de su vecino.

   Según los propios detenidos, su empresa les admitía por buenos contratos modificados aún cuando los datos incorporados en los mismos se obtuvieran por otros procedimientos, como la extracción del correo de los buzones de esa vecindad. Se cree que los usuarios afectados pudieran ser más de un millar, si bien, han corregido esta irregularidad con la empresa suministradora del fluido eléctrico que les suministra esta energía.

   Uno de los detenidos, principal responsable y líder del equipo de comerciales arrestados, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de esta ciudad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies