Cuenca acoge la tercera edición de Edupública-festival para evitar que 377 estudiantes sean expulsados de la UCLM

 

Cuenca acoge la tercera edición de Edupública-festival para evitar que 377 estudiantes sean expulsados de la UCLM

Rueda de prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 22:27:08 CET

CUENCA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras ha organizado la tercera edición de Edupública-festival con el objetivo de recaudar fondos para evitar que 377 alumnos de la Universidad de Castilla-La Mancha sean expulsados por no poder hacer frente al segundo pago de la matrícula universitaria debido al aumento de las tasas que tienen que pagar y la falta de becas.

Alfonso Gil, secretario regional de la Federación de Enseñanza de CCOO, y Antonio Ignacio Herrera, responsable de Universidad, han presentado este jueves la tercera celebración de este festival, tras su paso por Toledo y Albacete, dentro de la campaña organizada por el sindicato para denunciar las consecuencias de los recortes en la educación.

Gil ha calificado el recorte sufrido por la UCLM como "el más salvaje de todas las universidades", asegurando que parece haber interés porque no funcione la universidad ya que mientras cientos de trabajadores son expulsados, el número de estudiantes no deja de crecer a pesar de las subidas de las tasas que sospecha está destinada a impedir que los estudiantes menos favorecidos accedan a la universidad.

En este sentido, ha recordado Herrera que ahora mismo hay 377 alumnos que no pueden hacer frente al segundo plazo de la matrícula y que corren el riesgo de ser expulsados de la UCLM sin contar aquellos que no han iniciado sus estudios por culpa de estas subidas y la falta de becas y que no figuran en ningún sitio.

Por este motivo, más de 60 alumnos se han volcado en colaborar en las actuaciones que tendrán lugar desde las 17.30 horas en la facultad de Bellas Artes para recaudar fondos para intentar evitar esta situación ofreciendo un amplio repertorio que incluye todos los estilos musicales.

Los responsables sindicales han asegurado que son conscientes de la dificultad de lograr los 150.000 euros necesarios para evitar la expulsión pero confían en el trabajo de sensibilización de esta campaña a la que se está sumando organizaciones y ayuntamientos.

Han anunciado la creación, mediante los fondos recogidos en donaciones y venta de camisetas y pulseras, de un fondo social pero que tiene que tener "carácter extraordinario e irrepetible" ya que no puede dejarse en manos de la solidaridad "lo que es obligación de las administraciones", ha asegurado Gil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies