C-LM valora el tono de diálogo y crítica, "sin esa desagradable confrontación a cara perro" de otra época

Actualizado 09/04/2008 14:14:31 CET

TOLEDO, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha consideró hoy "muy positivamente" el Debate de Investidura, que está teniendo lugar en el Congreso de los Diputados, sobre todo el tono de "diálogo, de discusión y de crítica, sin el catastrofismo, la crispación, y esa desagradable confrontación a cara perro" vivida en la Cámara en otros momentos.

Así lo expresó el vicepresidente primero del Gobierno regional, Fernando Lamata, a preguntas de los medios durante la rueda de prensa que ofreció para dar cuenta de los acuerdos aprobados esta semana por el Consejo de Gobierno, en la que defendió que el Ejecutivo castellano-manchego está en sintonía con las líneas de ese debate.

Respecto al tono del debate, Lamata aseguró que el Gobierno regional lo valora como muestra de la madurez democrática alcanzada en el país, "una conquista social que ha de construirse día a día".

En cuanto al contenido del mismo, el también portavoz del Ejecutivo autonómico valoró el discurso del candidato a presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, que analizó todos los problemas del país y se comprometió a hacer de España un país moderno y avanzado en todas las áreas y regiones.

Destacó también la importancia de que el presidente del Gobierno en funciones avanzara "grandes pactos de Estado" en materia de terrorismo, justicia y política exterior, y de que Rodríguez Zapatero incluyera en su declaración de intenciones el tema económico y las medidas que adoptará para dinamizar la economía y responder a las "turbulencias", como el adelanto de la inversión pública, un mayor gasto en I+D+i, o el apoyo a las familias.

Habló también de las iniciativas sociales que el presidente desgranó en su discurso de investidura, añadiendo que "escuchar a Rodríguez Zapatero en materia social es escuchar al presidente regional José María Barreda".

El vicepresidente primero del Ejecutivo castellano-manchego se pronunció también sobre las intervenciones del líder del partido de la oposición, Mariano Rajoy, indicando que tuvo un "tono correcto, con un contenido crítico, pero sin cerrar la mano al acuerdo".