Declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, el Palacio de la Vizcondesa de Jorbalán (Guadalajara)

Actualizado 01/03/2013 11:59:51 CET

GUADALAJARA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, en su reunión del 20 de febrero, aprobó declarar Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, el Palacio de la Vizcondesa de Jorbalán, localizado en Guadalajara, según consta en el acuerdo publicado este viernes en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recogido por Europa Press.

El conjunto objeto de la declaración combina dos edificios que en su origen fueron independientes: la capilla de San Sebastián y el Palacio. Junto con el espacio que lo circunda, actualmente patio del colegio y en su origen zona ajardinada, conserva el aspecto general ideado por Velázquez Bosco.

El palacio tiene su acceso desde la calle a través de la calle Pedro Pascual por un discreto portalón rematado con el escudo de la Condesa, que da acceso a un patio interior de estilo renacentista alcarreño cuyo origen está en el edificio del XVI. Las restantes fachadas dan al interior de la parcela.

Cuenta con dos plantas, bajo cubierta y sótano. La capilla, de una única nave, se remata con una esbelta torre. Tuvo su acceso principal por la calle San Sebastián, actualmente cerrado pero que conserva buena parte de su decoración original. Está rematado por un bajo relieve del martirio de San Sebastián atribuido al escultor Ángel García Diez. Tanto el Palacio como la Capilla están profusamente decorados, combinando elementos propios de distintos estilos por lo que podemos definirlo claramente como perteneciente al eclecticismo.

Tiene su origen en un palacio o casona noble renacentista, aunque su aspecto actual se debe a la reforma practicada a principios del siglo XX por Ricardo Velázquez Bosco. De estilo eclecticismo, el origen del palacio se remonta a una casa noble del siglo XVI a la que pertenece el patio interior de estilo renacentista alcarreño. Junto a este edificio se ubicaba la ermita o capilla de San Sebastián, que acabará vinculándose cada vez más con el edificio palaciego.

La delimitación del jardín contemporáneo con el diseño de Velázquez Bosco es aún perfectamente visible dado que la parcela sobre la que se sitúa el conjunto apenas ha variado desde entonces. Este jardín era conocido en la ciudad por las dimensiones de su arbolado. En sus orígenes existía una entrada de carruajes desde la calle, donde actualmente se levanta el número 24 de la calle Doctor Santiago Ramón y Cajal.

El interior del edificio ha sufrido varias actuaciones hasta adaptarlo a su actual uso escolar, aunque destacan algunas salas por su especial conservación como son el salón de baile y una salita aneja al salón de billar de la planta baja.

Son sin embargo las fachadas exteriores las que conservan sin apenas alteraciones los elementos más interesantes del diseño de Velázquez Bosco. Actualmente tiene uso educativo a cargo de los Hermanos Maristas.

ENTORNO DE PROTECCIÓN

Se establece como entorno los jardines y demás superficies que rodea el edificio, que por sus dimensiones se corresponden sensiblemente con las de los antiguos jardines del Palacio. Aunque ocupadas actualmente por pistas deportivas, permiten la contemplación desde todos los ángulos del diseño de Velázquez Bosco.

El entorno de protección afecta, asimismo, a todos los espacios públicos contenidos por la línea que bordea el perímetro exterior de las citadas manzanas y parcelas y las une entre sí.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies