La Defensora del Pueblo visitará 41 centros donde viven ciudadanos privados de libertad para conocer su situación

 

La Defensora del Pueblo visitará 41 centros donde viven ciudadanos privados de libertad para conocer su situación

Actualizado 22/06/2006 13:59:00 CET

TOLEDO, 22 Jun. (EUROPA PRESS)

La Defensora del Pueblo de Castilla-La Mancha, Henar Merino, avanzó hoy que, durante este año, la institución que preside va a poner en marcha un programa de acercamiento a colectivos y ciudadanos que viven en situaciones de privación de libertad, a fin de conocer tanto los centros en los que habitan como las demandas y quejas de estas personas.

Durante su intervención en las Cortes regionales, donde presentó el Informe de la institución que preside relativo a 2005, Merino señaló que, en total, se visitarán 41 centros de la Comunidad Autónoma, entre comunidades terapeúticas, centros de internamiento de menores, pisos de inserción de presos, prisiones y centros de alojamiento temporal de inmigrantes.

El objetivo, según comentó, es acercarse a personas que viven en centros "cerrados" y que tienen dificultades temporales para acceder a la Defensora del Pueblo, para plasmar posteriormente en un informe que también se presentará en el Parlamento regional, la valoración de la institución sobre los centros.

Respecto al informe del año pasado, cuarto que elabora la Defensora, las quejas y consultas se centraron en materias como medio ambiente, salud pública, menores y servicios públicos y sanidad. En este último ámbito, destacó que las reclamaciones piden la mejora de los servicios de urgencia en hospitales, el transporte sanitario, acortar el tiempo de espera, o que aumenten los servicios especializados como las Unidades de Oncología Infantil.

Los discapacitados, para los que pidió una regulación integral; las mujeres y la consecución de una igualdad real para este colectivo; los menores y los casos de acoso escolar y la convivencia en los centros, ante lo que defendió la necesidad de informar a los profesionales educativos; los presos y su reinserción social, y los inmigrantes y las "disfunciones" detectadas en algunos procesos de regularización, fueron otros de los asuntos abordados.

De otro lado, Merino aludió a la reforma estatutaria regional que, en su opinión, debe hacerse con el máximo consenso y la mayor participación ciudadana posible, y que supone una oportunidad para incorporar nuevos derechos como los que defienden la igualdad entre hombres y mujeres, los que abogan por la sostenibilidad y los que protegen ante todo tipo de contaminación.

ÚTIL Y DE OBLIGADA LECTURA.

Tras su intervención, el portavoz del PP, Lucrecio Serrano, se mostró satisfecho con el informe --que consideró de "obligada lectura"--, del que destacó aspectos como los sanitarios, la convivencia familiar y la igualdad de la mujer, que todavía no es real sino formal. No obstante, y tras alabar la "independencia" de la Defensora, matizó que no podrá haber democracia participativa si se conculcan los derechos a la información y la participación.

Por su parte, el portavoz del PSOE, José Molina, definió el informe de la Defensora como un instrumento "útil" que cuenta con un elevado nivel de colaboración por parte de la administración. El diputado, que reseñó, a pesar de las quejas recogidas en el documento, los buenos servicios públicos de los que goza la región, también agradeció la contribución de la institución al futuro Estatuto de Autonomía, con la inclusión de un título de nuevos derechos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies