Desarticulan una red en Albacete y Castellón que alquilaba vehículos y los vendía de ocasión

Actualizado 14/07/2017 10:55:03 CET

ALBACETE, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Comisaría de Albacete han culminado una investigación que ha permitido la desarticulación de una red criminal asentada en las ciudades de Albacete y Castellón de la Plana, dedicada al tráfico ilícito de vehículos, que alquilaba turismos y furgonetas en empresas y los vendía como de ocasión.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa, esta organización actuaba en todo el territorio nacional y las investigaciones se han saldado con la detención de siete personas, esclareciéndose más de 20 delitos e interviniéndose un revolver, 17 tarjetas de telefonía, 1.400 euros y diversas documentación relacionada con la compraventa de vehículos.

Esta organización se dedicaba a alquilar turismos y furgonetas en empresas, ubicadas en diferentes ciudades del levante español, manipulaban la documentación y vendían como vehículos de ocasión en el mercado de segunda mano, principalmente a través de páginas web especializadas en el sector de la compraventa.

Las gestiones se iniciaron a partir de la actividad de un vecino de Albacete, vinculado al tráfico de drogas, que formaba parte de una organización delictiva que operaba en toda España con ventas fraudulentas de automóviles usados.

A.T.P., de 45 años vecino de la capital albaceteña, con amplio historial delictivo, se desplazaba asiduamente a Valencia para realizar ventas de vehículos a personas que los adquirían tras haber visualizado un anuncio en Internet. Solía simular ser el suegro del vendedor, que no podía acudir a la cita por haber sufrido un accidente de circulación, razón por la que tenía que vender el vehículo recién comprado a un precio muy bajo.

La organización estaba formada por un clan familiar residente en Castellón, cuyo patriarca dirigía, controlaba y organizaba de primera mano la actuación del resto de los miembros, encaminada a la obtención de grandes cantidades económicas.

Para ello, alquilaban los vehículos que luego vendían. La organización realizaba la reserva en distintas casas de compraventa, siendo los vehículos retirados por individuos, generalmente toxicómanos o indigentes, que por una pequeña cantidad de dinero aportaban su documentación figurando como titulares de los contratos de alquiler. Una vez recogidos eran entregados a los instigadores.

Posteriormente, falsificaban la documentación y modificaban los datos alterando el número de bastidor grabado en la luna delantera. Cambiaban las placas de matrícula por otras de un vehículo de la misma marca y modelo, cuyo número de bastidor coincidía con el modificado en la luna y preparaban copias de la documentación necesaria --permiso de circulación, inspección técnica, DNI--. Los datos usados eran obtenidos de anunciantes de vehículos, con los que contactaban haciéndose pasar por compradores interesados.

PRECIO INFERIOR AL DEL MERCADO

Después insertaban anuncios de venta en páginas web con un precio muy inferior al del mercado asegurando de ese modo una gestión rápida. Estas operaciones las realizaba el jefe que, una vez concertada la venta, enviaba a otro componente del grupo como si fuera familiar del propietario. El comprador pagaba en el acto, y en metálico, quedando pendiente el cambio de titularidad del vehículo, trámite incluido en el precio.

Acreditada la identificación de los miembros de la organización, presuntos responsables de más de una veintena de hechos delictivos, Agentes de las Comisarías de Albacete, Castellón y Murcia, en cuyas provincias habían operado, llevaron a cabo la detención de siete personas, entre los que se encontraban los dos cabecillas y A. T. P., que se encargaba de vender los vehículos en Valencia, y que estaba escondido en un piso de Albacete, ya que tenía pendiente seis requisitorias judiciales por hechos de idéntica naturaleza.

Durante la investigación se han realizado tres registros domiciliarios en Albacete y Castellón, donde se ha intervenido numerosa documentación, que podría permitir esclarecer otros hechos delictivos, así como tarjetas de telefonía, empleadas para contactar con víctimas de las estafas, un revólver y 1.400 euros.

La investigación y operativo ha sido llevado a cabo por la Comisaría de Albacete, la Jefatura Superior de Policía de Murcia y la Comisaría de Castellón y ha colaborado la unidad de guías caninos de la Jefatura Superior de Policía de Valencia. Los detenidos han pasado a disposición judicial. El detenido en Albacete ha ingresado en prisión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies