Detenido tras arrojar dos perros vivos a un pozo, provocando su muerte en Quismondo

Actualizado 09/05/2017 11:58:39 CET

TOLEDO, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a M.R.L de 38 años, por dos delitos de maltrato animal, al arrojar dos perros vivos a un pozo ubicado en la localidad de Quismondo (Toledo). Los cuerpos de los perros fueron recuperados por los bomberos.

El pasado mes de enero, se recibió una llamada en la central de emergencias del 112, cuyo interlocutor comunicaba haber observado como un hombre arrojaba dos perros a un pozo ubicado en un solar de la localidad de Quismondo. Al lugar se desplazó una patrulla del Seprona de la Guardia Civil Toledo y una dotación de bomberos de Santa Olalla que recuperó los cuerpos ya sin vida de ambos animales.

El Seprona comprobó que eran dos hembras de las razas podenca y beagle y verificó que las dos portaban su correspondiente microchip, ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Los agentes localizaron a los dos propietarios de estos animales, los cuales les informaron que habían cedido los dos canes a un vecino de la localidad de Quismondo, mostrando ambos la documentación que lo corroboraba.

La Guardia Civil realizó las gestiones necesarias para localizar a este hombre, el cual contaba con numerosos antecedentes policiales, alguno de ellos también por maltrato animal.

El Seprona localizó a este hombre en el municipio de Fuensalida y lo detuvo por dos delitos de maltrato animal, poniéndolo a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Torrijos.

La Guardia Civil agradece a los ciudadanos su colaboración y recuerda que el teléfono de urgencias del que dispone, 062, está permanentemente a su disposición.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies