Los diablos de Luzón tiznarán de negro este sábado a todos aquellos que no vayan disfrazados en el pueblo

Publicado 24/02/2017 13:44:27CET

GUADALAJARA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los diablos de Luzón, declarados Fiesta de Interés Turístico Provincial, volverán a salir a las calles de este municipio guadalajareño en la tarde de este sábado, tiznando de negro a todos aquellos que no vayan disfrazados y lleven el rostro descubierto.

Uno de los carnavales más singulares de Guadalajara volverá a congregar a cientos de personas en Luzón durante toda la jornada, aunque, tal y como ha indicado el alcalde de la localidad, Francisco Julián Romero a Europa Press, la actividad central arrancará a partir de las 17.00 horas, cuando los diablos inicien su recorrido desde un lugar "secreto" como "marca la tradición".

Los diablos, alrededor de una veintena de personas, según ha señalado Romero, se protegerán la piel con cremas para luego embadurnarse con una mezcla de aceite y hollín molido, lo que contrastará con el blanco de sus dientes hechos a base de trozos de remolacha. Vestidos de negro, lucirán en sus cabeza unos grandes cuernos de toro mientras que en la cintura portarán unos grandes cencerros.

"Es duro llevar ese traje", ha confesado el alcalde de la localidad, por lo que se prevé que, al caer la noche, finalice el acto central de este Carnaval y se de paso a una merienda cena en la Asociación Cultural Amigos de Luzón, asociación que recuperó esta antigua tradición en el año 1982. "Ellos recordaban los diablos de Luzón de cuando eran niños, pero era una tradición que se había perdido durante los años 60 y 70", ha apuntado Romero.

Actualmente, el futuro de esta celebración parece garantizado puesto que "ya ha habido dos relevos generacionales", ha constatado el alcalde, a pesar de que tan sólo hay "70 personas censadas y unos 35 o 40 viviendo en invierno". Una cifra que se multiplicará este sábado 25 de febrero. "En Carnaval se juntarán allí unas 200 o 300 personas", muchos de ellos "fotógrafos atraídos por la belleza de las imágenes que se pueden captar".

Amenizado por los Dulzaineros de La Travesaña, los diablos irán recorriendo las calles del municipio persiguiendo a todo aquel que no se haya disfrazado y lleve el rostro cubierto por las llamadas mascaritas, un trapo blanco con agujeros para los ojos, la nariz y la boca. Además, las personas que portan estas mascaritas, suelen ir vestidas con prendas tradicionales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies