La Diputación de Guadalajara invertirá 2,8 millones de euros para el proyecto de uso turístico del castillo de Torija

Actualizado 31/08/2007 21:10:23 CET

GUADALAJARA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Diputación de Guadalajara aprobó hoy por unanimidad destinar una partida de 2.844.832 euros para concluir el proyecto de conversión del castillo de Torija en un Centro de Recursos Turísticos.

Con el fin de agilizar la última fase de este proyecto, la Institución provincial inició también el procedimiento de contratación de las obras pendientes, que deberán estar terminadas al finalizar el año 2008.

La presidenta, María Antonia Pérez León, destacó el carácter de esta construcción como referente de la autovía A-2 en su recorrido por Guadalajara y expresó su convicción de que servirá como reclamo para que "todas esas personas que ahora van de paso se acerquen a conocer una provincia llena de matices".

Pérez León manifestó también su reconocimiento a los técnicos de la Diputación que han participado en la elaboración del proyecto por un trabajo que combina "la sostenibilidad por los materiales que utiliza, una total accesibilidad y la recuperación del patrimonio provincial", agregó.

Todos los grupos de la Corporación emitieron su voto favorable a un proyecto que supondrá la construcción de un edificio de casi 2.500 metros cuadrados en el patio de armas del castillo, aunque respetará escrupulosamente la estructura y su monumental aspecto exterior. El alcalde de Torija, Juan Manuel Barriopedro, que asistió a la sesión, expresó su satisfacción por el nuevo impulso que ha dado la Diputación a esta ambiciosa iniciativa.

Por su parte, el vicepresidente cuarto y responsable del Área de Infraestructuras, Julio García, explicó los detalles la actuación, cuyo contenido y programa de necesidades se mantiene básicamente sin alteraciones, aunque ha sido preciso hacer una serie de adaptaciones jurídicas y administrativas para cumplir los requisitos exigidos por el Ministerio de Administraciones Públicas (MAP).

También se integran los hallazgos de la intervención arqueológica que ha puesto al descubierto restos de las caballerizas y de la bodega, además de un aljibe situado en el centro del patio de armas.

A partir de ahora el proyecto se ejecutará en una única fase, que concluirá con la construcción de una estructura distribuida en cinco plantas. Las tres principales, con más de 300 metros cuadrados cada una, se reservarán para salas de exposiciones dedicadas a mostrar las riquezas turísticas de diferentes comarcas de la provincia. Además, contempla accesos a la torre del homenaje y a la cubierta, que será visitable en parte y conectará con la ronda de la parte superior de las murallas.

El Servicio de Arquitectura de la Diputación ha tenido que solventar los inconvenientes impuestos por el hecho de construir dentro de un recinto amurallado, una limitación resuelta con el aprovechamiento de la luz cenital y la apertura de grandes huecos entre los distintos forjados de los pisos. A ello se añade una singular fachada en hormigón blanco, en la que la distribución y dimensiones de los huecos corresponden a un algoritmo matemático.