El disparo de las bombas reales anunciará mañana la primera de las procesiones del Corpus Christi de Toledo

Actualizado 10/06/2009 21:36:13 CET

TOLEDO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Toledo acogerá mañana jueves, día 11 de junio, una jornada de exaltación eucarística, la primera de las procesiones solemnes que se celebrarán en la capital regional con motivo del Corpus Christi, una fiesta Declarada de Interés Turístico Internacional, que comienza con el disparo, a las 8.00 horas, de las Bombas Reales.

La procesión comenzará una vez finalizada la Misa Pontifical, que oficiará desde las 10.00 horas el cardenal prefecto de la Congregación por el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y administrador apostólico de Toledo, Antonio Cañizares, en la Catedral Primada, mientras que los gigantones y la Tarasca desfilan por la carrera procesional desde las 9.00 horas.

Tras la celebración de la Misa, alrededor de las 11.00 horas, el cortejo emprenderá su camino por las calles impregnadas por el aroma de tomillo, romero y cantueso y adornadas con tapices, mantones de manila, reposteros, flores, guirnaldas y cubiertas con los típicos toldos.

La comitiva, tras llegar a los Cuatro Tiempos, se encaminará hacia la Plaza Mayor, Martín Gamero, Comercio y Plaza de Zocodover, donde tras una breve bendición a las puertas de la Delegación del Gobierno y frente a la custodia de Arfe, emprenderá de nuevo camino hacia el templo.

Un piquete de la Guardia Civil, encargado de que la multitud ocupe las aceras, abrirá la comitiva, donde a continuación desfilarán los timbaleros del Ayuntamiento, la banda de Gala de la Guardia Civil y el Pertiguero, la Cruz Procesional y la Manga Catedralicia, que consiste en una monumental cruz de planta repujada y dorada del siglo XVI, bordada por orden del Cardenal Cisneros.

Seguidamente aparecerá la Cofradía del Gremio de los Hortelanos, precedidos de su Pendón verde, los niños que recibieron la primera comunión este año, y los jóvenes de las asociaciones juveniles católicas de la ciudad, como la Banda Juvenil de Toledo.

COFRADIAS

Posteriormente desfilarán la Asociación de Damas de la Inmaculada, las Cofradías Esclavitud de Nuestra Señora de la Estrella y la Cofradía de Esclavas de Nuestra Señora del Valle; las Hermandades, entre las que se encuentran las de Nuestra Señora de la Candelaria, Santa Bárbara, el Rocío, la Cofradía del Cristo del Calvario, la del Cristo de la Vega, y la Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza de San Cipriano; y las enfermeras del Hospital de Lourdes.

Antes de dar paso a la Cofradía Internacional de Investigadores, una de las más jóvenes del desfile, creada en 1985, y compuesta por 500 investigadores de todo el mundo, aunque sólo desfilan entre 85 y 100, lo hará la Hermandad de la Esclavitud de Nuestra Señora del Sagrario.

El desfile continuará con las cruces parroquiales, la Cofradía de la Adoración Nocturna, las religiosas de la vida apostólica, el Capítulo de Caballeros Mozárabes, integrada por mil familias; la Soberana Orden de Malta, el Capítulo de Caballeros del Santo Sepulcro; los Infanzones de Illescas, conformada por más de 300 personas entre caballeros y damas; los Caballeros del Corpus Christi; Colegio Nuestra Señora de Infantes, seminaristas diocesanos y clero regular, clero secular; y la Cofradía de la Santa Caridad, presumiblemente la más antigua de Toledo y España, y la cruz de Mendoza.

A continuación, y precediendo a la custodia de Arfe, cuya llegada anuncian los pajecillos --niños con vestimentas barrocas y pelucas que van arrojando pétalos de rosas-- avanza el clero parroquial y conventual, los beneficiados y los canónigos de la Catedral vestidos con capas blancas pluviales.

CUSTODIA DE ARFE

La gran atracción de la procesión es la custodia, realizada, durante ocho años, por Enrique de Arfe, en cuya elaboración se invirtieron más de 152 kilos de plata con los que el mejor orfebre que había en España, allá por el año 1515, realizó una estructura de cuatro cuerpos de desigual altura.

La custodia, que mide dos metros y medio de altura, se compone de 5.600 piezas y 7.500 tornillos, ostenta 260 estatuillas y pesa 17 arrobas y una libra, va encima de una carroza construida en 1781 en León por Bernardo Miquelez.

Es de madera con figuras talladas, de alto relieve unas y completamente exentas otras, representando en cuatro medallones los Santos Evangelistas, uno en cada frente, y en las esquinas una especie de sirenas con otros ornatos de fruteros, espigas, racimos y angelitos.

La carroza es empujada por seis hombres que van dentro de ella. Un obrero de la catedral, vestido con traje negro de paño, nivela la custodia en las pendientes.

REPRESENTACIÓN INSTITUCIONAL

El arzobispo caminará justo detrás de la custodia e inmediatamente después lo hará el presidente regional, José María Barreda, acompañado por la vicepresidenta segunda y consejera de Economía y Hacienda, María Luis Araújo, y el consejero de Ordenación del Territorio, Julián Sánchez Pingarrón, junto a responsables del Ayuntamiento y la Diputación Provincial, Policía Nacional y Guardia Civil.

El cortejo lo cerrará la Universidad de Castilla-La Mancha, única institución laica que se ha sumado al desfile, y los caballeros alféreces cadetes de la Academia de Infantería de Toledo y su banda de música.

Entre los asistentes a los actos religiosos con motivo del Corpus Crhisti, destaca también la presencia de la presidenta del PP y secretaria general de partido, María Dolores Cospedal y el eurodiputado del PP, Jaime Mayor Oreja.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies