Dos de cada tres solicitudes presentadas en la provincia de Guadalajara ya han sido valoradas y resueltas

Actualizado 24/02/2009 14:58:46 CET

GUADALAJARA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Dos de cada tres solicitudes presentadas en la provincia de Guadalajara al amparo de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia han sido valoradas y resueltas y se les ha comunicado a sus titulares el grado y nivel de dependencia que les corresponden.

Así lo anunció hoy el director general de Atención a Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Personas en situación de Dependencia, Javier Pérez quien, acompañado por el delegado de la Junta, Luis Santiago Tierraseca, y el delegado provincial de Salud y Bienestar Social, Juan Pablo Martínez Marqueta, ha realizado un balance de aplicación de esta ley en Guadalajara. Una norma que es "la apuesta social más relevante del presente y del futuro próximo", como ha destacado el director general.

En la provincia de Guadalajara, hasta el día 20 de febrero, se han contabilizado un total de 4.687 solicitudes de acogimiento a dicha Ley, habiéndose valorado 4.094 de ellas, es decir, un 87,3%. De ellas, han sido resueltas y comunicadas el grado y nivel de dependencia a 2.920. Esta cifra supone el 63% del total de las solicitudes presentadas, informó la Junta en nota de prensa.

Esta Ley fija tres grados de dependencia: la denominada Grado I, que corresponde a los casos de Dependencia Moderada. El Grado II, Dependencia Severa y Grado III, Gran Dependencia, que son los casos en que las personas necesitan ayuda para realizar varias actividades de la vida diaria dos o tres veces al día, o incluso contar con el apoyo permanente de un cuidador.

Un 65% de las valoraciones resueltas en Guadalajara correspondieron a personas con Grado III de Dependencia, es decir, grandes dependientes, un 26% a personas con Dependencia Severa (Grado II) y un 8% a personas con Dependencia Moderada (Grado I). Un 1% se ha resuelto sin grado del catálogo de la Ley.

DERECHO RECONOCIDO

Otro dato destacado por el director general es que de las 2.920 solicitudes valoradas y resueltas, un total de 2.657 (el 90% del total) tienen derecho a recibir prestaciones del sistema, las correspondientes al Grado II y Grado III. Es decir, nueve de cada diez personas valoradas tienen derecho a las prestaciones de la Ley de Dependencia. El resto aún no.

De ellas, de las que tienen ya un derecho reconocido (1.261 personas), es decir, aproximadamente la mitad, ya se les ha propuesto un Programa Individual de Atención (PIA) o ya han comenzado a hacer efectivo su derecho mediante el cobro de una prestación económica o la atención en un servicio o centro especializado. Concretamente 595 tienen una prestación económica mensual adjudicada y 617 una plaza residencial, y el resto otro tipo de prestación o servicio.

Javier Pérez recordó que la implantación de la ley es progresiva y, según los plazos previstos, los grados II y III deben quedar cubiertos en diciembre de 2010 y los del grado I (dependencia moderada) en 2015.

El director general manifestó además que la región se sitúa como la cuarta Comunidad Autónoma en número global de perceptores, superando a regiones más pobladas como Comunidad Valenciana, Madrid, País Vasco o Castilla-León, lo que pone de manifiesto la gran implicación del Gobierno regional que, "ante esta apuesta de gran envergadura seguirá manteniendo a Castilla-La Mancha entre las mejores comunidades en la prestación de servicios sociales".

Para concluir, Javier Pérez quiso poner en valor especialmente la labor de todos los trabajadores que intervienen en el desarrollo e implantación de la Ley de Dependencia que, entre personal administrativo, personal técnico y valoradores a domicilio suman 250 personas en toda la región, 38 de ellas en la provincia de Guadalajara.